Peña planta a damnificados en Chiapas, pero pide que le “echen ganas” ante la tragedia

Proceso /    2017-09-11
Publicar en:  

LÁZARO CÁRDENAS, CINTALAPA, Chis. (apro).- Más de 3 mil 500 damnificados de este ejido devastado por el sismo se quedaron esperando este lunes al presidente Enrique Peña Nieto, quien desde Paredón, en Tonalá pidió a los afectados que le “echen ganas” para salir adelante.

Peña Nieto llegó hoy a Paredón, uno de los poblados más dañados en la costa de la entidad, donde recorrió las calles para observar las casas derribadas por el sismo de 8.2 grados que sacudió esta región del sureste mexicano.

Opiniones sobre ésta nota
Envía tus comentarios