El padrecismo está de regreso; Morena le da respiración de boca a boca

Arturo Soto Munguia /    2018-10-09
Publicar en:  

De último momento, Ernesto Munro Palacio recompuso la fórmula que encabeza y que ayer se registró para contender por la dirigencia estatal del PAN. En lugar de Agustín Rodríguez, va como secretaria general Lissete López, ex diputada local y cuadro, aseguran, de Roberto Romero López.

 

Nombres muy conocidos éstos, que la perspicaz lectora, el suspicaz lector reconocerá rápidamente porque jugaron un papel relevante en el pasado sexenio, y si le agregan entre las bases de apoyo a personajes con apellidos como Dagnino, Serrato y Neblina, se tendrá un panorama más claro del reagrupamiento de los personajes que buscan reposicionarse en el escenario político estatal, en muy buena medida, gracias al oxígeno que tuvo a bien proporcionarles Alfonso Durazo y sus alianzas preelectorales.

 

La otra planilla la encabeza Jesús Ramón Díaz Beltrán, indiscutible cuadro de Javier Gándara, llevando como secretario general nada menos que al polémico Francisco Bueno Ayup, ave de tempestades donde quiera que esté, pero sin duda un avezado operador político tanto en procesos internos como en las elecciones constitucionales.

 

Por alguna razón, el grupo que impulsa la candidatura de Munro decidió sacar de la fórmula a Agustín Rodríguez; una razón que no es difícil entender, sobre todo si se considera no solamente la carga negativa del ex secretario particular de Padrés incluso al interior del panismo, donde a muchos trató con la punta del pie, sino también por las secuelas del caso Gisela Peraza, la ex trabajadora doméstica del matrimonio Padrés-Dagnino, cuya historia es ampliamente conocida, tanto como la denuncia interpuesta contra el ex diputado federal, que derivó en una orden de aprehensión inexplicablemente no cumplimentada hasta ahora.

 

Pero el relevo de Agustín Rodríguez no sale bien librada del todo. Resulta que Lisette López aparece en una lista elaborada por la Comisión Anticorrupción que preside Luis Felipe Bravo Mena, con personajes involucrados en el presunto desvío de cuotas partidistas en Sonora. Un escándalo que todavía no se ha resuelto y en el que se incluye a Juan Bautista Valencia Durazo, Adrián Espinoza, Carlos Villalobos Organista, Mario Cuén Aranda y Raúl Herrera Sánchez, entre otros.

 

Aunque la comisión anticorrupción consideró prescritas sus facultades para imponer sanciones a los presuntos, solicitó al CEN, apenas el pasado 9 de agosto, valorar la improcedencia del registro de alguno o de cada uno de ellos para contender por cargos de elección popular o en procesos internos.

 

Se entiende que si el CEN, encabezado por Damián Zepeda considera que los presuntos están libres de sospechas o culpas en el caso del millonario desvío de recursos, entonces pueden competir por cualquier cargo y aquí no ha pasado nada.

 

Los hermanos Luis y José Serrato están apoyando la candidatura de Munro; Luis es suplente de Damián Zepeda en el senado, lo cual indicaría que Damián está apoyando a Munro y así se configura el reagrupamiento del padrecismo, frente a la corriente que encabeza Javier Gándara apoyando a Jesús Ramón Beltrán.

 

Un enredo, pues.

 

Anoche, lancé en mi cuenta de Twitter una encuesta para medir los apoyos de panistas y no panistas a las fórmulas en contienda. En los primeros 200 votos, Jesús Ramón y Paco Bueno duplicaban los votos de Munro y López. Pero de pronto, en unos cuantos minutos la tendencia cambió y la encuesta finalizó con mil 242 votos, el 78 por ciento de los cuales fueron a favor de la fórmula encabezada por Munro, dejando a Díaz y Bueno con sólo el 9 por ciento de los votos.

 

La mejor lectura de este ejercicio, desde luego, la tienen ustedes.

 

La campaña interna se abre mañana 10 de octubre y termina el 10 de noviembre; la elección es el 11 de noviembre. La contienda entre padrecistas y gandaristas parece definida a favor de los primeros, sobre todo si se considera el fortalecimiento que han tenido a partir del triunfo de Morena, donde supieron incorporarse a tiempo, copando algunos ayuntamientos importantes entre los que destaca Hermosillo.

 

Ayer escuchaba una entrevista que le hicieron a Erich Moncada, prospecto de Morena para ocupar la dirección de Comunicación Social del Congreso del Estado, en la que le preguntaron sobre este tema y le pidieron nombrar a los morenistas con cargos en el ayuntamiento capitalino. Mencionó a Armando Moreno y a Mary Carrazco, pero le explicaron que estos eran regidores y no funcionarios.

 

Cuando le preguntaron por funcionarios de Morena en el gabinete de Célida López, mencionó al síndico, pero no supo el nombre de Fermín González, porque, dijo, no está metido en el tema del ayuntamiento, aunque dijo que hay “varios compañeros de la universidad que están en esos cargos”.

 

Total que es una revoltura, porque por ejemplo en el Congreso, Morena trae de encargo a los diputados del PT acusándolos de ser parte del PRIAN, pero cuando los diputados del PAN propusieron llevar al Congreso federal la eliminación del IEPS (impuesto a la producción de gasolinas), la bancada de Morena desechó el punto.

 

En fin, se verán cosas peores.

 

II

 

Les mojó la pólvora la gobernadora Claudia Pavlovich a los diputados de Morena que este jueves llevarían al pleno un punto de acuerdo para solicitar al gobierno federal que asuma la seguridad pública en Sonora, pero desde ayer la jefa del Ejecutivo envió un oficio al presidente de la República solicitando que aporte el recurso económico, humano y material necesario para estrechar la colaboración entre los tres órdenes de gobierno para hacer frente a los hechos delictivos que se han presentado en las últimas semanas.

 

El oficio, sellado de recibido en la Presidencia de la República establece entre otras cosas que si bien se ha hecho frente al problema de la violencia derivado del accionar del crimen organizado, la vastedad territorial del segundo estado más grande del país, dificulta que con la capacidad instalada se brinden los resultados que los sonorenses merecen.

 

Y es que actualmente, en Sonora se encuentran destacamentados sólo 80 elementos de la Agencia Federal de Investigación Criminal.

 

III

 

Sigue muy activa la directora de Radio Sonora, María Elena Verduzco en su tarea de redefinir contenidos de la emisora, incorporando un nuevo programa que lleva por nombre “Háblame derecho” y en el cual participarán coordinadamente diversas instituciones para acercar a las audiencias asesoría legal y otros tópicos relacionados.

 

Ayer se firmó un convenio con la secretaría del Trabajo, el sistema DIF estatal y la Barra Sonorense de Abogados para anunciar este programa que se transmitirá los jueves de 12:00 a 13:00 horas y en el que se abordarán temas relacionados con el derecho laboral, civil, familiar, penal, mercantil y sus recursos de defensa en situaciones cotidianas que a veces agobian a los ciudadanos, sobre todo a quienes desconocen cómo proceder en esos casos.

 

Firmaron el convenio la directora del DIF, Karina Zárate; el secretario del Trabajo, Horacio Valenzuela y el presidente de la Barra, Héctor Contreras Pérez, además de la propia directora de la Radio, que está arribando a su 36 aniversario y estos programas forman parte de las actividades con que lo celebrarán esta vez.

 

Por cierto, Contreras Pérez hizo el compromiso público de atender los requerimientos de los radioescuchas en materia de asesoría legal.

 

También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto

 

Visita www.elzancudo.com.mx


Opiniones sobre ésta nota
Envía tus comentarios