El PAN en su laberinto; domingo, día clave

Arturo Soto Munguia /    2018-11-08
Publicar en:  

Al parecer el dilema del PAN en Sonora no estriba en elegir, de entre dos opciones, un nuevo dirigente, sino en reencontrarse con una militancia diezmada, decepcionada en algunos casos o enojada en otros; sin contar con todos aquellos que migraron a otro partido, señaladamente a Morena no sólo para salvarse del naufragio blanquiazul, sino para seguir vigentes en la política. Y en el presupuesto, desde luego.

 

El próximo domingo, poco más de diez mil panistas que integran el padrón en Sonora deberían acudir a las urnas, aunque se estima que si acude la mitad de ellos por su propio pie, ya tendrían algo que celebrar independientemente de quién resulte ganador.

 

Que las opciones no lucen tan atractivas lo demuestra el poco entusiasmo que ha despertado el proceso interno, prácticamente desapercibido en medios y sólo despuntando por algunas escaramuzas en redes sociales, pero sobre todo, ensombrecido por la presencia de personajes siniestros del pasado reciente, casi todos del lado de la planilla que encabeza Ernesto Munro Palacios.

 

Roberto Romero y Mónica Paola Robles; Javier Neblina, Teresa Lizárraga, Agustín Rodríguez son algunos de los que acompañan al ex secretario de Seguridad en el gobierno padrecista, todos ellos con una enorme carga de desprestigio a cuestas y muy poco que ofrecer, con la consigna “Que vuelva el PAN”, que suena más bien a humor negro e involuntario.

 

Del otro lado, la fórmula que encabeza Jesús Ramón Díaz ha estado sumando apoyos importantes entre los que destacan panistas de larga trayectoria y sin tanta carga negativa, como el ex alcalde de San Luis Río Colorado, Enrique Reyna Lizárraga, Leslie Pantoja, Dalia Laguna, Francisco Limón Cota.

 

Pero si Ernesto Munro tuvo que “bajar” de su fórmula al ex secretario particular de Padrés, Agustín Rodríguez, quien iba como secretario General y relevarlo por Lisette López, Díaz Beltrán mantuvo hasta el final en esa posición a Francisco Bueno Ayup, un personaje muy proclive a los escándalos y que se ha visto involucrado en varios episodios de mapachería electoral no sólo en Sonora, sino en otros estados como Durango y Querétaro, donde ha fungido como operador electoral.

 

En descargo, hay que decir que Paco Bueno no ha aparecido en toda la campaña, manteniendo un bajísimo perfil.

 

Para nadie es un secreto que Jesús Ramón Díaz es el hombre fuerte de Javier Gándara Magaña, mientras Munro lo es de Guillermo Padrés.

 

También resulta claro que la campaña no ha permeado hacia la sociedad, pero sobre todo y para efectos prácticos, hacia el grueso de la militancia, lo que hace prever que el resultado se decidirá a partir de la capacidad que tenga cada uno de los equipos para convocar (y llevar) a las urnas al mayor número de votantes.

 

Así, lo que está en juego no es sólo la nueva dirigencia, sino también y de manera preponderante, la necesidad de la actual dirigencia que encabeza David Galván para probar que el terremoto padrecista y luego el tsunami lópezobradorista dejaron algunas estructuras de pie, y una base social con esperanzas y ganas de reorganizar el partido y devolverle algunas de sus glorias.

 

El domingo se sabrá.

 

II

 

Salvo la eventualidad de que los diputados de oposición se monten en el cuaco de la incongruencia y rechacen la terna enviada por la gobernadora para elegir al nuevo fiscal estatal, no hay mucho que agregar a ese tema.

 

En el cuaco de la incongruencia, decimos, porque los legisladores decidieron que los 34 aspirantes que integraban la lista que enviaron al comité ciudadano de seguridad pública, fueron considerados por ellos mismos como idóneos para ocupar el cargo, de ahí que sería muy raro que ahora impugnaran dicha terna o bien, que no alcanzaran los acuerdos suficientes para completar las dos terceras partes requeridas para validar la elección.

 

En dicha terna, como le informamos ayer, aparecen Jesús Gabino Cabanillas Herrera, Claudia Indira Contreras Córdova y Rafael Ramírez Leyva, que ya fueron convocados para entrevista con los diputados integrantes de la primera comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales. La decisión deberá ser tomada el próximo jueves en el pleno. La ruta, en caso de no lograrse la mayoría calificada, usted ya se la sabe: la gobernadora nombrará un fiscal provisional.

 

III

 

Horrible, el asesinato de la joven estudiante de medicina Valeria Medel, hija de la diputada federal morenista, Carmen Medel, que se enteró de la fatal noticia estando en sesión en la Cámara.

 

Pero más horrible aún el siguiente capítulo de esa historia, en la que aparece el gobernador Miguel Ángel Yunes explicando que horas después fueron capturados dos sujetos que proporcionaron información para concluir que el autor material del asesinato era un joven apodado “El Richy”, que momentos después apareció muerto a balazos en el auto donde se trasladaban los presuntos delincuentes.

 

La rapidez de la investigación, para la cual fue clave, de acuerdo con la versión de Yunes, una llamada anónima, y lo que parece la ejecución sumaria del presunto autor material deja más dudas que certezas sobre este caso.

 

La joven asesinada habría sido confundida con otra mujer muy parecida a ella, físicamente, y que aparentemente está relacionada con actividades del crimen organizado. Ambas entrenaban en el mismo gimnasio donde se perpetró el crimen, ubicado a una cuadra del palacio municipal de Ciudad Mendoza.

 

Huele mal, muy mal.

 

IV

 

Listas las comparecencias ante los diputados locales, de varios funcionarios de la administración estatal, en el marco de la glosa que protocolariamente precede a los informes de gobierno.

 

En la lista aparece el secretario de Economía, Jorge Vidal Ahumada; el de Salud, Enrique Claussen y el de Educación y Cultura, Víctor Guerrero; el contralor Miguel Ángel Murillo, el director del Isssteson, Pedro Ángel Contreras López; el director de Telemax, Daniel Hidalgo Hurtado.

 

También el titular del ISAF, Ramón Moya Grijalva y el encargado de despacho en la Secretaría de Seguridad, Ramón Mancilla, que por cierto acaba de ser nombrado comisario en esa dependencia.

 

Incluidos se encuentran los fiscales especiales Anticorrupción y el de Delitos Electorales, Odracir Espinoza y Pedro Pablo Chirinos.

 

Una gran oportunidad, sin duda, para que los diputados muestren sus extraordinarios conocimientos de la cosa pública.

 

También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto

 

Visita www.elzancudo.com.mx


Opiniones sobre ésta nota
Envía tus comentarios