Sonora: réquiem por la expectativa de la izquierda

Arturo Soto Munguia /    2018-12-07
Publicar en:  

Hasta dónde les va a aguantar la condición física al elenco de ese Cirque du Soleil en que se han convertido los apostadores del viraje hacia una opción de izquierda en el gobierno federal (y en los locales), para seguir dando maromas y más maromas que justifiquen lo injustificable, es un misterio.

 

El arribo de César Bleizeffer a la titularidad de la representación de Profeco en Sonora debió ser una sonora cachetada guajolotera para toda esa gente que durante décadas se entregó a la lucha por el cambio de régimen y que festejaron por todo lo alto el triunfo de Andrés Manuel López Obrador dando por hecho que el odiado PRIAN estaba muerto y enterrado y en cambio, se abrirían las grandes alamedas por donde pase el hombre libre construyendo una sociedad mejor.

 

El señor Bleizeffer no necesita cartas de presentación. Es la síntesis y el reflejo de la corrupción padrecista hoy incrustada en Morena-Sonora, y su arribo a la estructura del gobierno federal es el preludio de lo que viene por estos lares, donde el fin justificó los medios.

 

Y si el fin era desplazar al PRI, el medio fue la alianza con el PAN. La izquierda, testimonial y condescendiente, pues seguirá siendo testimonial y condescendiente frente a los pactos que se tejen en los cuchupos a los que no son invitados.

 

Personalmente, tenía la esperanza de que la estructura del gobierno federal en Sonora fuera ocupada por ese ejército de profesionales, académicos, investigadores, intelectuales comprometidos que pueblan las universidades y en alguna medida, la burocracia, desde cargos medios donde se han hecho del ‘know how’, pero nunca los han dejado trascender por la intrincada red de intereses que dominan las cúpulas partidistas.

 

Al parecer no será así, y mientras los fantasmas que ahuyentaron regresan por sus fueros, con sonrisa de oreja a oreja, ese ejército que podría encarnar el verdadero cambio deberá quedarse posteando en feisbuk sus viejas consignas, o tuiteando reminiscencias del pueblo unido que jamás será vencido porque por lo menos mantienen un nivel 6 en el gobierno o algo.

 

Tampoco se pueden llamar engañados. Apoyaron fervorosamente a los candidatos de la coalición incluso a sabiendas de que no existía punto alguno de convergencia o identidad con un proyecto de izquierda y ahorita no tienen más disyuntiva que tragarse un sapo o echarse una maroma.

 

Ahí los veremos en breve en la talacha, organizando una consulta vecinal convocada por la alcaldesa Célida López para decidir el destino del contrato para el alumbrado público, pero guardando discreto silencio frente a la licitación opaca y desventajosa de la renta de camiones recolectores de basura, por ejemplo.

 

Y es bonito y está bien. Porque alguien tiene que hacer esa chamba, mientras allá arriba, la tajada del león sigue siendo para los mismos, con la diferencia de que ahora hay que justificarlos, no vituperarlos, porque voto de confianza.

 

Esta historia continuará.

 

II

 

Pausa para enviar una calurosa felicitación al buen Fernando Oropeza, la revelación de las ondas hertzianas en los últimos tiempos, que no conforme con estarla rompiendo en varios programas de radio en Hermosillo, a partir de este viernes amplía sus horizontes lanzando al aire su programa Sonora en red, desde el meritito puerto de Guaymas.

 

El novel pero ya internacional conductor estrenará la cabina de Red 93.3 FM del bello puerto, donde casi ni hay grilla, pero veremos de dónde saca material nuestro amigo para darle con tubo cada viernes, de dos a tres de la tarde.

 

Nomás como aderezo, les diremos que en la patadita inaugural, el buen Oropeza tendrá como invitados especiales a Jesús Olivas (TV Azteca Hermosillo) y a este humilde aplastateclas, para comentar los temas de coyuntura, y retroalimentarnos con el auditorio, si bien esa palabreja no me convence mucho, pues como dijo el inmemorial Daríoh Galaviz, eso de retroalimentar suena como a alimentar por detrás.

 

Total que cada viernes, el señor Oropeza tendrá en cabina a diferentes colegas y amigos, para darle a lo que mejor saben, que es la cálida grilla política. Suerte y por allá nos escuchamos.

 

III

 

El coordinador del equipo de transición del Instituto Mexicano de la Juventud, Guillermo Rafael Santiago se apunta como el primer representante del gabinete federal lópezobradorista que viene a Sonora en gira de trabajo, y lo hizo para atestiguar la entrega del Premio Estatal de la Juventud, en el patio central de Palacio de Gobierno.

 

El muchacho, de apenas 25 años fue el diputado federal más joven de la pasada legislatura federal; de origen chiapaneco, es uno de los hombres cercanos al presidente de la República y fue muy bien recibido por la gobernadora Claudia Pavlovich, a quien le dio en el mero centro de sus afectos, al mencionar a su madre, doña Alicia Arellano Tapia como emblema de la participación política de las mujeres, como la primera senadora en representar a una entidad en la Cámara Alta.

 

Un evento emotivo en el que se premiaron los diez mejores proyectos en diferentes categorías, después de una difícil deliberación, pues esta edición del premio fue la más competida, ya que por la calidad de los trabajos presentados, hubo más de cien finalistas.

 

Antes, la gobernadora inició en las instalaciones del parque infantil la entrega de becas y estímulos a la excelencia educativa para niños de primaria y secundaria.

 

Este año se han destinado más de 44 millones de pesos para beneficiar a más de 26 mil estudiantes de esos niveles, y por primera vez se reconoció el desempeño académico de 5 mil 780 niños y jóvenes que obtuvieron un promedio superior a 98, con un estímulo de mil pesos.

 

Y entre otras cosas, Guillermo Rafael Santiago se dio tiempo para ampliar su red de contactos en Sonora, al reunirse con la coordinadora de seguridad ciudadana del Ayuntamiento de Hermosillo, doctora María Isabel Batriz; la presidenta de la fundación Ganfer, Marcela Fernández de Gándara y Marina Galaz, de la fundación Dar Más.

 

Todos comparten una agenda común de compromiso con los jóvenes, en materia de combate y prevención de adicciones y generación de oportunidades para fortalecer la vida en comunidad.

 

Por cierto, la fundación Dar Más, que preside Yolanda Escalante de Mazón fue reconocida ayer por la Cámara de Diputados, por su trayectoria y compromiso con la ciudadanía, en el marco de la celebración del Día Internacional del Voluntariado.

 

Ese reconocimiento fue entregado en el salón Legisladores de la República en San Lázaro, como parte de la agenda de trabajo que encabezó Piera Zuccherin, de la Oficina Regional para América Latina y el Caribe, de voluntarios de la Organización de Naciones Unidas. Casi nada.

 

También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto

 

Visita www.elzancudo.com.mx


Opiniones sobre ésta nota
Envía tus comentarios