Ya no entiendo lo que está pasando, o ya pasó lo que apenas estaba entendiendo

Arturo Soto Munguia /    2019-05-21
Publicar en:  

Una CTM combativa, sindicalistas independientes enfundados en trajes de charros; palomita del gobierno federal al estatal, Petra contra Taddei, Lorenia Valles le gana la agenda de género a Wendy Briseño, chairo mantas en Obregón…

 

Vayamos por partes, como dijo el fokemón cuando se vio de pronto en medio de un deshuesadero de autos chocados.

 

Sin menoscabar la justeza de las demandas que llevaron a Javier Villarreal Gámez a emplazar a una huelga general que involucraría a miles de trabajadores y paralizaría unas dos mil empresas, el anuncio no sólo desató las reacciones en contra por parte del sector empresarial y algunas fuerzas políticas, sino que detonó el sospechosismo sobre las motivaciones y objetivos de dicho emplazamiento.

 

Por un lado, los reclamos de los cetemistas están dirigidos a instituciones federales, señaladamente el IMSS, Infonavit, Fonacot y SAT, lo que se entendería como la apertura de un frente contra el gobierno federal, en momentos en que la relación de éste con el gobierno estatal pasa por su mejor momento.

 

La que no pasa por su mejor momento es la relación de la CTM con el gobierno estatal, y allí se pueden encontrar algunas claves de este emplazamiento.

 

Parece obvio que Villarreal Gámez busca reposicionar a la CTM como una central obrera combativa, reivindicadora de los derechos de los trabajadores, aunque su historia la delate como una organización dispuesta a plegarse a las políticas del gobierno en turno independientemente de que éstas vayan en detrimento de las condiciones de vida de sus agremiados.

 

Parece obvio también que el relanzamiento que con la cuarta transformación han tenido organizaciones como la CATEM y la CIT (Confederación Internacional de Trabajadores), esta última dirigida por Napoleón Gómez Urrutia, un tipo que no le pide nada a los más emblemáticos exponentes del charrismo sindical y la corrupción, pero que hoy está bajo el cobijo del lópezobradorismo.

 

(Por cierto, la CATEM está convocando a una rueda de prensa para este martes, en la que abordará este tema).

 

No hay que perder de vista que la recién aprobada reforma laboral incluye entre otras cosas, la libre sindicalización de los trabajadores y, en momentos en que el PRI y su corporativismo sindical van a la baja, la CTM busca meterse a la competencia por los contratos colectivos de trabajo que son los que le garantizan un generoso flujo de recursos económicos producto de las cuotas sindicales.

 

En ese contexto, Villarreal Gámez parece dispuesto a una fuga hacia adelante, levantando banderas que hasta hace poco mantenía replegadas, aunque en esa lanzada ponga en riesgo la estabilidad laboral en Sonora y su viabilidad como destino para las inversiones.

 

Hoy conoceremos la posición de la CATEM, aunque podríamos adelantar que de ninguna manera se sumará al llamado a la huelga general si ésta va dirigida contra instituciones del gobierno federal, y antes bien se irá por la descalificación del movimiento convocado por la CTM.

 

Dirigentes de sindicatos patronales en las principales ciudades de Sonora advirtieron los riesgos de una huelga general y el impacto negativo que tendría en la vida productiva del estado y su proyección como un destino confiable para las inversiones, algo que se ha mantenido gracias a la estabilidad laboral hoy amenazada.

 

Así, tendríamos una organización del PRI que se lanza contra el gobierno, y una organización independiente que buscará contener la embestida contra el gobierno, cerrando filas con el sector patronal.

 

Una CTM que levanta el puño de la lucha obrera y una CATEM que se estrena el traje de charro.

 

Como dijo el buen Monsiváis: o ya no entiendo lo que está pasando, o ya pasó lo que apenas estaba entendiendo.

 

II

 

La gobernadora Claudia Pavlovich va a tener que subirse más seguido al Jetta blanco del presidente Andrés Manuel López Obrador, pues fue allí donde se amarró el acuerdo para la compra de los estadios de beisbol de Hermosillo y Ciudad Obregón.

 

Una operación que significa más de mil millones de pesos que el estado destinaría al sector salud fundamentalmente, y que representan un respiro en las agobiadas finanzas de sus instituciones.

 

La relación de la gobernadora con el presidente sigue por buen camino, después de que finalmente se anunció el subsidio a la tarifa de verano, un tema que tenía en la zozobra a los sonorenses pues de no aplicarse simplemente tendríamos que resignarnos a trabajar para pagar los recibos a la Comisión Federal de Electricidad.

 

Y ayer, el presidente anunció que se reestablecería el flujo de recursos para la presa Pilares, una importante obra de infraestructura hídrica  que vendrá a resolver serios problemas de abasto de agua para las actividades productivas en la región sur del estado, y para el consumo humano.

 

Esto se suma al anuncio hecho días atrás, en el sentido de que por fin, la carretera de cuatro carriles quedará concluida para el próximo mes de junio.

 

En su conferencia mañanera de ayer, el presidente destacó la buena coordinación que hay con la gobernadora, para sacar adelante todos estos proyectos, pero lo más importante es que esa relación se mantenga en los buenos términos que ha registrado hasta ahora.

 

III

 

Tremendo zape el que le propinó ayer la diputada federal Lorenia Valles Sampedro al ex senador, Francisco Búrquez Valenzuela, que en la víspera publicó en su cuenta de tuiter su posición contra la reforma que busca la paridad total en gabinetes municipales, estatales y el federal; en el poder Legislativo y en el Judicial.

 

“La ideología de género ha sido explotada por mujeres políticas para obtener un hueso sin tener que competir. Promueve la desvalorización de la propia mujer para convertirla en víctima que requiere de una cuota salvadora que la libere”, escribió el también ex alcalde de Hermosillo.

 

Y lo menos que reviró Lorenia Valles es que el señor ya se quedó muy atrás en la historia, no entiende el significado de la participación política de la mujer y sigue reivindicando un sistema en el que no se concibe el hecho de que las mujeres son igual o más capaces que los hombres, pero se les sigue negando la oportunidad de demostrarlo. Y al negarles esa oportunidad, se perpetúa ese sistema dominado por los hombres.

 

Un par de cachetadas para ilustrar que Pancho el Bailador es uno más de esos machitos que van por ahí jugando al demócrata y escondiendo su verdadera profesión de fe supremacista.

 

La diputada federal ofreció una rueda de prensa ayer en la que abundó sobre este y otros temas, como suele hacerlo desde que asumió su cargo (que por cierto ya había obtenido bajo las siglas del PRD).

 

La diputada reconoció que en Sonora no se parte de cero en este tema, pues la gobernadora Claudia Pavlovich elevó a rango de ley la igualdad vertical y horizontal en la postulación de candidatos y candidatas a cargos de elección, aunque dijo que falta llevar eso a los gabinetes, pero sobre todo, al Poder Judicial, que es lo que considera el tema más importante.

 

Lorenia Valles no descuida la plaza ni deja de picar piedra, atendiendo una agenda diversa, a diferencia de la otra diputada federal por Hermosillo, Wendy Briseño, que asumió la Ciudad de México como su zona de confort, y la monotemática agenda de género como el eje de su quehacer legislativo.

 

Aunque en esta ocasión, Lorenia Valles le ganó el tema y lo socializó bien en Hermosillo.

 

IV

 

Otro buen escobazo al panal, aunque en otro tema, fue el que pegó Petra Santos Ortiz, encargada de despacho en la delegación de Sedatu en Sonora.

 

La aguerrida sanluisina denunció que decenas de miles de hectáreas de terrenos nacionales han sido agenciados por empresas mineras, empresarios y políticos de diversa laya, a través de trámites cruzados por la corrupción, por lo que ya se aprestan a presentar las respectivas denuncias para la regularización de esas propiedades.

 

No dio nombres, pero mencionó a empresas mineras que operan en Caborca y Sahuaripa; de empresas en Puerto Peñasco, pero dijo que esa situación se repite a lo largo y ancho del estado.

 

No es un tema menor. Estamos hablando de empresas y personajes que se han apropiado de miles de hectáreas para desarrollos inmobiliarios, “engorda” de terrenos, explotaciones mineras, actividades agropecuarias y cinegéticas, mediante operaciones presuntamente fraudulentas que involucran a alcaldes, gobernadores, funcionarios federales y hasta notarios públicos.

 

Destapado el asunto, ya no hay punto de retorno. O van por ellos y le cumplen al presidente en su lucha contra la corrupción, o van empacando sus cosas si no quieren quedar como cómplices de esas trácalas que se han venido acumulando a través de varias décadas.

 

Aunque de todos modos, todo parece indicar que Petra Santos, como otros titulares de dependencias federales en Sonora tendrán que irse, como lo confirmó ayer el propio presidente, para darle continuidad a su política de reestructuración del aparato administrativo federal en los estados.

 

Petra, sin embargo, no parece dispuesta a dejar su cargo, a menos que se lo pida el propio presidente o el secretario, Román Guillermo Meyer Falcón, pero no porque se lo pida el llamado súper delegado, Jorge Taddei, de quien dijo, estamos en el mismo nivel, los dos somos delegados.

 

Desde luego, Petra Santos no perdió la oportunidad para pegarle un zape a Taddei: “A Jorgito yo lo conozco desde chiquito. Con la diferencia de que yo sí he militado toda mi vida en la izquierda y nunca he apoyado a candidatos de otros partidos”, subrayó, recordando aquellos tiempos en que Jorge se sumó al “voto útil” para apoyar la candidatura de Vicente Fox a la presidencia de la República.

 

Sigue tenso el ambiente entre los empoderados personajes de la cuarta transformación en Sonora, y al súper delegado, sin ser el perro más flaco se le están cargando todas las pulgas. Ayer apareció una manta al mejor estilo de los cárteles del crimen organizado, en la que lo acusan de estar vendiendo las plazas en el organigrama del gobierno federal. Los malosos dicen que esa manta la colgó en el parque infantil de Ciudad Obregón, la misma Petra Santos, pero yo no lo creo.

 

Hay tiro, como diría Julio César Chávez es sus inenarrables narraciones del box sabatino.

 

También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto

 

Visita www.elzancudo.com.mx


Opiniones sobre ésta nota
Envía tus comentarios