Se enojó Claudia

Arturo Soto Munguia /    2019-06-04
Publicar en:  

Tres mujeres asesinadas, entre ellas una niña de siete años que además fue violada; otra salvajemente atacada por la espalda con un bate de beisbol, todo en un solo día es razón suficiente para que aparezca la indignación y la rabia.

 

Es la semana más dolorosa de mi ejercicio como gobernadora, dijo Claudia Pavlovich; las manos crispadas, la mirada fija, el rostro endurecido y triste. Y el silencio se hizo en el amplio cuadro formado por las mesas donde ocupaban sus lugares funcionarios de los tres niveles de gobierno, policías, militares, ciudadanos que participan en la sesión del Consejo Directivo de transversalidad en Seguridad Pública.

 

No era para menos. Además de los hechos violentos del jueves anterior, ayer amanecimos con la noticia del asesinato de dos cumplidos agentes de la Policía Estatal de Seguridad Pública, con los que suman ya diez oficiales y comandantes muertos en condiciones espeluznantes.

 

Ayer habló la gobernadora, pero también habló la madre de tres jovencitas; la hija, la hermana, la tía, la mujer…

 

Lo que ha sucedido en un solo día en mi estado es brutal, inhumano, increíble, dijo, inusualmente tensa. Estoy enojada. Muy enojada. Pocas cosas me enfurecen como saber que se le ponen las manos encima a una mujer, pero sobre todo a una niña, a quien no tiene manera de defenderse.

 

Y aprovechó el foro en el que estaban todos y todas las personas involucrados en los temas de seguridad para refrendar su compromiso de dar con los responsables y hacerles que paguen por sus crímenes. Eso no devolverá la vida, pero lo importante es que no siga sucediendo.

 

Llamó a reforzar las acciones preventivas, de promoción de valores en la familia y anunció que en adelante todas las dependencias destinarán un 20 por ciento de su presupuesto a la operación de políticas públicas en ese sentido.

 

Y anunció el lanzamiento de la aplicación Mujeres Seguras, que permitirá desde cualquier teléfono con conexión a internet lanzar una alerta de riesgo directamente a la línea 9-1-1 que además notificará de inmediato a sus contactos de mayor confianza.

 

Es imposible, como gobierno, poner a un policía a cuidar a cada mujer, a cada ciudadano; nos queda hacer la tarea en casa, ver la clase de personas que estamos formando, promover la cultura de protección y evitar riesgos. De la justicia y las prontas consignaciones nos encargamos nosotros, subrayó.

 

Todos juntos, todo el apoyo y la coordinación, para evitar que crímenes como los del pasado jueves se repitan.

 

II

 

Se comunica a este espacio un reconocido empresario sonorense radicado desde hace muchos años en Ciudad de México, para preguntar qué es lo que sucede en Coparmex Sonora, pues últimamente han llegado hasta allá versiones en el sentido de que se está presentando una nociva dualidad de poderes en la presidencia de ese sindicato patronal.

 

De acuerdo con el reporte, el dirigente formal de esa organización empresarial ha delegado demasiados poderes en su secretaria, misma que con actitudes poco convencionales en el trato, minimiza y margina a los consejeros a la hora de organizar eventos.

 

Los desplantes han alcanzado a algunos empresarios importantes, que se quejan de actitudes prepotentes y hasta maltrato de parte de la citada señorita, que no le pide nada a doña Beatriz Gutiérrez Muller a la hora de repartir codazos para que nadie se le acerque al presidente, en este caso de Coparmex Sonora. Se ha convertido, dicen, en un filtro infranqueable, lo que dificulta la interacción con el señor Fernández para tratar asuntos relacionados con la dinámica de la organización empresarial.

 

Nos comentan que esta situación ya ha llegado a oídos de los dirigentes nacionales de Coparmex, por lo que prometemos investigar qué es lo que sucede, y mañana les daremos el reporte, incluyendo el nombre de la polémica señorita con tantas atribuciones.

 

III

 

Hace unas semanas, con los maestros y empelados de la Universidad de Sonora tomando las calles protestando contra las nuevas disposiciones en el Isssteson y con el director de ese organismo advirtiendo que no habría marcha atrás y que si no las aceptaban les devolverían lo cotizado hasta el momento para que buscaran otras opciones de seguridad social y atención médica, el caos parecía inminente.

 

Dichas disposiciones incluían actualizar sus pensiones y jubilaciones al monto de lo cotizado por los universitarios (8 por ciento, contra el 27 por ciento que están obligados a pagar todos los afiliados) movilizaron a los sindicatos universitarios, llevaron al rector Enrique Velázquez a reabrir las negociaciones con la Junta Directiva del Isssteson, y provocaron la intervención del secretario de Gobierno, Miguel Ernesto Pompa a participar como mediador en el conflicto.

 

Después de al menos dos semanas de negociaciones, ayer fue firmado un nuevo convenio de prestación de servicios entre la Unison y el Isssteson, que viene a sustituir al anterior, que tenía 14 años vigente y cuyo articulado propició la acumulación de problemas que finalmente obligaron a replantear los términos de la relación, antes que la ruptura.

 

El nuevo convenio, cuya firma atestiguó la gobernadora Claudia Pavlovich establece entre otras cosas que mediante aportaciones graduales anuales que inician este año y hasta el 2022, la Universidad pagará las cuotas y aportaciones para pensiones y jubilaciones, incrementando del 8 por ciento que se paga actualmente, al 27 por ciento que marca la ley 38.

 

En cuanto al servicio médico, la Unison empezará a pagar de inmediato las cuotas y aportaciones estipuladas en la ley, pasando del 11 por ciento al 13 por ciento definitivo; los trabajadores pagarán 5.5 por ciento y la Unison un 7.5 por ciento.

 

Por otro lado, los trabajadores que hasta el 28 de febrero pasado cumplieron con los requisitos para iniciar su trámite de jubilación o pensión, su solicitud se dictaminará con base en los porcentajes aplicables antes de la reforma de 2005 a la Ley 38.

 

De esta manera, para el año 2022, la Unison estará pagando el 27 por ciento que pagan el resto de los afiliados al Isssteson, lo cual también había generado molestias en el resto de los derechohabientes, que consideraban injusto que existiera un sector que, cotizando menos, se pensionara o jubilara igual que ellos, que sí aportaban lo que marca la ley.

 

También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto

 

Visita www.elzancudo.com.mx

 


Opiniones sobre ésta nota
Envía tus comentarios