Le quitaron la chequera a Wendy Briseño; Alma Limón, destituida

Arturo Soto Munguia /    2020-06-30
Publicar en:  

El Consejo Estatal de Morena aprobó un par de movimientos no sorpresivos, pero sí altamente significativos.

 

Por un lado el nombramiento de Adolfo Salazar Razo como secretario General, posicionándolo en la antesala de la presidencia del partido en Sonora; por el otro, la destitución de Alma Limón como secretaria de Finanzas, básicamente por pérdida de confianza, con lo que le quitarían una chequera de más de 90 millones de pesos a la diputada federal Wendy Briseño, a cuyo  grupo pertenece la señora Limón.

 

Estos movimientos, tanto el de Adolfo Salazar como el de Alma Limón tienen que verse en la perspectiva de lo que viene en términos de competencia electoral ya que según ha trascendido, la señora Limón se convirtió en un freno a la operación política debido a su obsesivo afán de acaparar los recursos financieros y utilizarlos discrecionalmente, incluso, dicen, para financiar los guajiros sueños de Wendy Briseño para ser candidata a la alcaldía de Hermosillo.

 

Y esto incluye un nada despreciable flujo de recursos para alimentar granjas de bots y trolls en redes sociales, así como uno que otro chayote para cromarle la imagen a la diputada.

 

Contactamos en la ciudad de México al virtual secretario General de Morena en Sonora, Adolfo Salazar Razo, quien se encuentra cabildeando con la dirigencia nacional la ratificación de su nombramiento como tal, aprobado por el Consejo Estatal.

 

En caso de que así sucediera y Alfonso Ramírez Cuellar ratificara el acuerdo de ese Consejo, Salazar Razo estaría en la antesala de su elección como presidente de Morena en Sonora, lo que tendría que suceder a más tardar en agosto.

 

El joven Salazar Razo no tiene (hasta ahora) rival al frente y su arribo a la presidencia del partido parece una cuestión de mero trámite, toda vez que en los últimos meses ha venido trabajando fuerte en los comités municipales y entre las bases morenistas de todo el estado, generando consensos notables.

 

De hecho, el Consejo Estatal lo eligió secretario General con 39 de 45 votos. Adolfo Salazar no tiene quien le haga sombra en su camino a la presidencia del partido, aunque como la profética lectora, el grillísimo lector lo saben, en política nada está escrito y todo puede suceder.

 

El Consejo Estatal de Morena también destituyó en esa sesión virtual a la secretaria de Finanzas, Alma Limón, tras la evidente pérdida de confianza que la tiene hoy bajo la lupa de una inminente auditoría.

 

Al modo Wendy, la señora Limón se tiró al piso argumentando que su destitución tiene visos de violencia de género, pero en realidad son varias y muy documentadas irregularidades las que detectaron en el manejo de los recursos del partido.

 

Ya es famoso el pasaje en el que hasta el propio presidente del partido, Jacobo Mendoza se quejaba amargamente de que la encargada de administrar más de 70 millones de pesos en el último año, no le pagaba ni su salario. En el partido, nos comentan algunos empleados-militantes no hay hojas blancas ni café, pero en las cuentas bancarias que maneja Alma Limón se acumulan más de 90 millones de pesos.

 

La destitución de Limón y el nombramiento de Yovanna Morales como su relevo también tienen que ser ratificadas por la dirigencia nacional, y es obvio que la afectada va a litigarlo porque tampoco se trata de soltar la chequera tan fácilmente.

 

Los esfuerzos en ese sentido, sin embargo no tienen mucho futuro. Alma Limón pertenece al grupo de la diputada federal Wendy Briseño y entre las dos han logrado concitar muchos consensos al interior de Morena, pero en su contra. “No tienen lado” es lo más bajito que de ellas dicen.

 

 

Veremos en que para todo esto.

 

II

 

El coronavirus no solo nos alcanzó; nos está rebasando por todos lados. Los números han dejado de ser números para tomar los nombres y los rostros de los abuelos, los padres, las hermanas; los amigos y la gente cercana.

 

A cien días de la contingencia, ni siquiera hemos visto lo peor de la misma. Después de tres meses, llegamos al punto en el que nadie quería estar: hospitales llenos, más de 8 mil contagios y más de 800 muertes; una secuela de efectos económicos devastadores para cientos de miles de familias e increíblemente, la gente en las calles como el primer día, como si nada pasara.

 

El llamado a quedarse en casa, a mantener la sana distancia, evitar aglomeraciones y demás, nunca fue acatado ni siquiera medianamente y los resultados están a la vista. Hoy, detener la movilidad es una quimera.

 

De parte de la sociedad, sólo queda extremar los cuidados para evitar contagios.

 

Por parte de la autoridad se ha puesto en marcha el programa Anticipa con el que se pretende ampliar el espectro de la detección temprana mediante llamadas telefónicas de diagnóstico que derivarían en citas médicas y medicamento gratuito.

 

El objetivo es evitar que más enfermos lleguen a los hospitales, cuya capacidad ya está al límite en las principales ciudades del estado.

 

También hay una línea de atención para personas mayores de 50 años con hipertensión, diabetes y otras comorbilidades, donde recibirán asesoría médica desde los primeros síntomas.

 

A tres meses de haberse registrado el primer caso en Sonora, apenas estamos en el pico más alto de la pandemia. Hacer que baje, evitar más muertes y contagios se convirtió ya en un asunto personal de cada ciudadano. Si no lo asumimos así, esto será verdaderamente devastador.

 

 

III

 

Como era de esperarse, el tema del acuaférico en Hermosillo entró ya en la ruta de la partidización. Aunque hasta ayer la solicitud respectiva no había llegado al Congreso del Estado, sin embargo algunos grupos parlamentarios ya han expresado su rechazo bajo el argumento de que el Ayuntamiento no debe adquirir más deuda.

 

La alcaldesa Célida López ha sido enfática en que el esquema de financiamiento no representa deuda, pues la inversión -que el gobierno municipal no está en condiciones de asumir-, se garantiza con los ingresos del organismo operador.

 

El acuaférico, sin duda necesario para abastecer suficientemente el sector norte de la ciudad, donde existe un parque industrial y desarrollos inmobiliarios semiparalizados por la falta del vital líquido, sería la obra señera de la administración actual y algo que proyectaría la imagen de la alcaldesa.

 

Su autorización, empero, debe ser aprobada en el Congreso, donde los grupos parlamentarios del PRI, del PAN y del PES han adelantado sus reticencias en diferentes tonos. Otros, como PT, MC, PVEM y PANAL sostienen que les hace falta más información y que en su momento valorarán el sentido de sus votos.

 

El grupo parlamentario de Morena, partido al que pertenece la alcaldesa no tiene una posición uniforme. De hecho hay diputados de Cajeme, como El Pollo Castelo y Ernestina Castro, así como el del PT, Orlando Salido que están atentos a la inconformidad que se ha generado en su ciudad de origen, donde productores agropecuarios y otros liderazgos sociales han levantado la voz, temiendo que la obra en la capital del estado signifique mayores extracciones a la presa El Novillo.

 

Aunque la alcaldesa ha dejado claro que no será así, pues la fuente de abasto no será El Novillo, sino la presa El Molinito, tendría que cabildear más para convencerlos de ello.

 

En el Congreso las cosas no pintan bien. Señaladamente las bancadas del PRI y el PAN todavía lamen las heridas provocadas recientemente por Morena y sus aliados: les ‘batearon’ la Ley Olimpia modificándola; igual les sacaron completamente de la agenda la reforma a la ley electoral.

 

El desarrollo de las comunidades no debería ser rehén de las disputas políticas, pero en el México real, esto constituye una normalidad añeja, que se renueva y se redimensiona en el nuevo régimen, porque donde las dan, las toman.

 

Es posible que el jueves de esta semana la solicitud llegue al Congreso. Estaremos pendientes del debate al respecto, los posicionamientos y el cabildeo que desde el ayuntamiento se haga con los legisladores.

 

Sólo recordemos que hasta diputados de Morena rechazaron la solicitud de la alcaldesa para llamar a cuentas al Maloro.

 

También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto

 

Visita www.elzancudo.com.mx

 

Opiniones sobre ésta nota
Envía tus comentarios