Para los de a Pie

Recortes de personal para ahorrar no han funcionado

Fernando Oropeza /    2020-07-27
Publicar en:  



El más inmediato antecedente de un recorte de personal en el
Gobierno del Estado de Sonora, data del sexenio del ingeniero
Eduardo Bours. En aquella ocasión, se despidieron a 800 trabajadores
sindicalizados con distinta antigüedad, por la manera de operarse el
despido de personal, se creó una crisis que generó una mala
percepción ciudadana del Gobierno Estatal, que le fue difícil superar.
Las redes sociales en aquel lejano año 2004, todavía estaban en
pañales.

Hasta la fecha, ese episodio continúa siendo recordado de muy mala
manera por muchos servidores públicos, en aquella ocasión, no se
tuvo la suficiente sensibilidad, hubo despidos hasta de mujeres
embarazadas, hubo servidores públicos debido a la fuerte impresión
de ser despedidos, enfermaron y murieron.

Previamente en la segunda parte del sexenio de Manlio Fabio
Beltrones, había habido un recorte de personal, fue un proceso más
terso, pues en esa ocasión, se implementó un programa de retiro
voluntario, se invitó a todos aquellos trabajadores que les faltaba poco
para jubilarse a adelantar su proceso, ofreciéndoles una buena
cantidad de dinero como atractivo extra, situación que aprovecharon
otros tantos trabajadores que no les interesaba hacer una carrera
prolongada en el servicio público para tomar el dinero y renunciar.

En esta ocasión un Organismo Descentralizado de la Administración
Pública Estatal, con personalidad jurídica y patrimonio propio, como la
Comisión del Deporte del Estado de Sonora, toma la decisión de
despedir a casi setenta trabajadores que tenían contrato de
honorarios, los cuales permanecían en su casa desde el mes de
marzo, que se detuvieron todas las actividades en esa dependencia,
recibiendo su sueldo sin hacer nada, no podían hacer trabajo desde
casa, por las funciones que realizan estos trabajadores.

Ya no se pudo estirar más la liga, hubo ajustes del presupuesto para
atender la emergencia sanitaria y el recurso ya no alcanzó para cubrir
la nómina del personal de honorarios, según me comentó la licenciada
Paula Trespalacios, encargada de Comunicación Social de esa
dependencia. Fue un despido temporal, con la promesa de
recontratarlos al regresar a las actividades normales cuando se
levante la emergencia sanitaria.

La Comisión del Deporte del Estado de Sonora enfrenta las
consecuencias de este proceso que se complica con la muerte de uno
de esos trabajadores despedidos, Claudio Zupo, un medallista
panamericano en la disciplina del judo.

La historia muestra que los procesos de despidos en la burocracia
estatal, con el argumento del ahorro presupuestal, han resultado un
espejismo, a final de cuentas, en pocos meses, se gasta el doble
volviendo a contratar el doble de personal.

ALFONSO DURAZO CUMPLE PRIMERA TAREA

En mi columna anterior le comentaba que el Presidente de la
Republica, Andrés Manuel López Obrador había dado una
encomienda bastante difícil al Secretario de Seguridad Pública y
Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, acordar y generar las
condiciones para realizar un encuentro con la tribu Yaqui, en la
próxima visita que realizará a nuestro estado el mes que entra.

Estas instrucciones en el marco de las protestas y bloqueos a la
carretera de cuatro carriles y a las vías del tren, protagonizadas por la
tribu Yaqui, que estaban provocando un gran molestia e impidiendo el
libre tránsito de personas y mercancías, implicaba dos importantes
obstáculos para el político sonorense.

Primero, el levantar el bloqueo, mediante la concertación y el diálogo
con los miembros de la tribu Yaqui. En segundo, alcanzar acuerdos
con las autoridades tradicionales de la tribu, para que el diálogo con el
Presidente de la Republica, sea en un marco de cordialidad y de
respeto.

Alfonso Durazo cumplió con la primera parte de la tarea presidencial
que le encargaron, falta concretar la segunda, todavía tiene al menos
dos semanas para cumplirla.

FRANCISCO BUENO SACA RÁPIDO EL COBRE EN
NUEVO PARTIDO

Había tardado en enseñar el cobre Francisco Bueno Ayub o al menos
se lo descubrieran. Político de origen panista, cuya trayectoria se ha
caracterizado por pasajes oscuros como servidor público además de
los señalamientos de corrupción.

Un personaje que lleva una vida personal muy licenciosa, que incluye
fama de desobligado en sus deberes como padre de familia, gusta de
ponerse hasta el chonguis en bares y restaurantes para después dar
demostraciones de sus conocimientos de las artes marciales mixtas a
otros parroquianos y denuncias de acoso sexual, toda una joyita.

Francisco Bueno brincó a la organización política de la maestra Elba
Esther Gordillo por invitación de Santa Aguilar Castillo funcionario del
Ayuntamiento de Hermosillo.

Tardaron en darse cuenta en Redes Sociales Progresistas de las
mañas del Paco Bueno Ayub, que dejó colgados a transportistas y
líderes sociales con el dinero de la movilización en las asambleas
constitutivas de esa organización, andan bailando como cuatro
millones de pesos.

Ya existe una denuncia ante el Instituto Nacional Electoral,
impugnando su dirigencia ¿El motivo? Muy sencillo, se ostenta como
dirigente estatal de Redes Sociales Progresistas, sin estar afiliado a
ese partido, algo que va contra los estatutos de cualquier organización
política.

Le comento más de este tema en la siguiente columna, porque hay
muchas más cosas interesantes.

RETAZOS INTERESANTES

1.- Ojalá ahora con la visita del Presidente de la Republica a Sonora
programada para el mes de agosto, se den noticias sobre la carretera
de cuatro carriles. En diciembre faltaban 5 kilómetros para terminarla,
creo que son kilómetros de los largos, porque ya estamos a mitad de
año y todavía la Secretaría de Comunicaciones y Transportes no da
color de poder terminar de modernizar la principal carretera del estado.

2.- La semana pasada los mexicanos fuimos testigos de un episodio
más del presidencialismo característico de nuestro sistema político,
cuando le preguntaron al Presidente López Obrador, si el tapabocas
ayudaría a relanzar la economía como aseguró el Secretario de
Hacienda, Arturo Herrera. La respuesta del Presidente con cara de
enfado fue un rotundo no, a lo que el Secretario de Hacienda tuvo que
responder que sus declaraciones fueron una simple analogía. Como
cuando el jefe dice que los cocodrilos vuelan, los subalternos tienen
que decir que vuelan, pero bajito, muy pegados al piso. Ni hablar.

Opiniones sobre ésta nota
Envía tus comentarios