Atajan rumores: el Potrillo se queda en Palacio; no se va al PRI

Arturo Soto Munguia /    2020-09-29
Publicar en:  

En los últimos días han circulado con peculiar interés, versiones en el sentido de que Miguel Ernesto Pompa Corella, secretario de Gobierno y número dos de la nomenklatura estatal ya está descolgando los cuadros de su oficina para migrar al edificio de Kennedy y Colosio (siempre me ha llamado la atención este cruce de calles) para hacerse cargo del partido tricolor, en esta etapa del proceso electoral.

No es la primera vez que al ‘Potrillo’ lo ‘corren’ de esa oficina. De hecho algunos ya le cambiaron el apodo y en lugar de Potrillo le dicen ‘El Gabrielón’, aludiendo a aquel legendario corcel de la zona rural oriente de Hermosillo, al que corrían cada semana.

Lo cierto es que Pompa Corella está firme en el cargo y se divierte toreando las intrigas palaciegas y extramuros de la sede del Poder Ejecutivo.

Todo obedece, aseguran los que saben, a una edición más del juego de las sillas vacías, muy propio de estas preelectorales fechas. Dimes y diretes abundan en el gabinete estatal a la luz de estos tiempos convulsos al grado de que propios y extraños dan como un hecho la mudanza del ‘número dos’ a la dirigencia estatal del PRI, como si al nogalense le hiciera falta este tipo de referencias en su currículum.

Sin embargo, todos los que conocen bien a la gobernadora saben que no cede, y nunca ha cedido a presiones ni calenturas del momento, por el contrario como desde hace muchos sexenios no se hace, este gobierno podría concluir como el que ha sostenido en posición al mismo y único responsable de la gobernabilidad y política interior.

Y es que no es un logro menor que exista un ‘número dos’ que permanezca desde el primero hasta el último día en el cargo.

Es un sólido mensaje de estabilidad y madurez política, no solo de éste, sino de quien lleva las riendas del estado y es responsabilidad histórica en este periodo.

Es mucho más fácil que ‘El Potrillo’ le ayude a su jefa desde la secretaría de Gobierno que yendo a manejar el partido y dejar sin control o acceso al proceso completo. 

En los pasillos de Palacio se escucha que la gobernadora prefiere tener todo el control del gobierno y el proceso político, que tomar el partido y con ello, perder al operador de todas sus confianzas y quien es justo reconocer, le ha dado un inmejorable resultado en momentos sumamente complicados como los que se viven especialmente desde 2018.

Las tareas de gobernabilidad no han sido sencillas después de la derrota electoral para el tricolor, la reconfiguración política del Congreso del Estado donde el PRI quedó en una reducida minoría y más del 80 por ciento de los sonorenses están gobernados en los municipios más grandes, por un partido distinto al de la gobernadora.

En un escenario tan complicado, el responsable de la negociación con las fuerzas opositoras ha mostrado buena mano izquierda y le tiene tomado el pulso a los personajes principales de esas fuerzas. A la gobernadora le conviene mantenerlo cerca.

II

El próximo fin de semana Andrés Manuel López Obrador estará por décima vez desde que se cruzó la banda presidencial al pecho, en Sonora y, por lo sabido ahora sí trae algo en las alforjas.

El presidente estará en Agua Prieta el viernes dos de octubre para poner la primera piedra de la Unidad de Medicina Familiar del IMSS, y de allí se pasará a Bavispe donde sostendrá un encuentro con las familias LeBarón, Miller y Langford, deudos de las mujeres y niños que fueron masacrados arteramente en el camino a La Morita. 

Se espera que allí rinda un informe sobre los avances del caso, y se espera también un posicionamiento crítico de los dolidos familiares, que ya lo desmintieron en una ocasión, cuando el presidente dijo que había una decena de presuntos responsables detenidos. Uno de los miembros de la familia Lebarón le replicó que tan sólo habían capturado a uno.

También en Bavispe inaugurará un cuartel de la Guardia Nacional para reforzar la seguridad en esa conflictiva zona.

Por último, estará en Hermosillo donde hará entrega de los recursos del Programa de Mejoramiento Urbano. El evento se realizará en el estadio Héctor Espino, que fue comprado por el gobierno federal para habilitar allí una escuela de beisbol.

La más contenta con este evento debe ser la alcaldesa Célida López, pues por fin verá recursos frescos de ese programa que beneficiará a 50 ciudades del país con sumas de 500 millones de pesos para invertir sobre todo en pavimentación. 

Trascendió que de los 500 millones sólo serán entregados 200, pero algo es algo. En la agenda de esta gira no se menciona recurso alguno para Cajeme, que también está incluido en la lista de las 50 ciudades beneficiadas.

También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto

Visita www.elzancudo.com.mx 

Opiniones sobre ésta nota
Envía tus comentarios