Célida López va por la reelección

Arturo Soto Munguia /    2021-01-18
Publicar en:  

Lo que hasta ayer era un rumor, recurrente, pero rumor al fin, fue despejado por la propia Célida López Cárdenas.

La alcaldesa de Hermosillo difundió un video en el que no sólo se lanzó duro contra las administraciones anteriores, sino que puso especial énfasis en que a lo largo de estos dos años ha conformado un equipo que, dijo, sabe trabajar y aspira a seguir haciéndolo.

Más claro ni el agua.

Desde hace meses la alcaldesa había adelantado que mediría sus posibilidades de ir por la reelección y ese momento ha llegado. El mensaje no deja lugar a dudas cuando sostiene que los hermosillenses experimentan cada tres años la incertidumbre de saber si el equipo que eligieron para gobernarlos hará bien las cosas y no se quedará en la curva de aprendizaje para volver a empezar con ideas y programas diferentes una vez más al terminar cada trienio.

Célida es una mujer entrona, polémica y a quien le gusta el combate frontal. No tengo duda de que como candidata será un hueso durísimo de roer para cualquiera que vaya como su contrincante. Tiene además equipo, estructura y recursos para la campaña.

Claro, primero tendrá que pasar por la aduana de las encuestas, el método por el cual se definirán los candidatos en Morena. El tema de género ya lo tiene ganado, pues según el criterio expuesto recientemente por el precandidato a la gubernatura, Alfonso Durazo, en aquellos distritos y municipios donde se eligió mujer en 2018, será mujer en 2021, y lo mismo aplica para los varones.

Célida no tiene muchos rivales internos al frente. La que más ruido ha hecho es la diputada federal Wendy Briseño, pero en una encuesta no tiene nada qué hacer frente a la alcaldesa. La diputada, quizá consciente de ello, se registró también para intentar la reelección, y también tendrá que pasar por la aduana de las encuestas.

Ahora bien, Hermosillo no es una plaza fácil. En 2018, con el PRI en su peor momento y Morena en la cresta de la ola lópezobradorista, la ventaja de Célida rondó los 20 mil votos, cifra significativa, pero no apabullante.

El escenario en 2021 es completamente diferente, no sólo porque la alcaldesa enfrentará el referéndum a su administración, sino porque hoy sus contrincantes irán juntos con un candidato (o candidata). En la elección pasada los votos del PRI y el PAN superaron a los de Morena. El PRD tuvo una captación mínima.

Célida tendrá que enfrentar además a sus enemigos al interior de Morena, que los tiene y algunos de ellos poderosos.

Lo cierto es que el mensaje de la alcaldesa le vino a poner mucho sabor al caldo de la elección en Hermosillo, y los primeros escarceos que veremos vendrán seguramente no de los adversarios externos de Célida López, sino del interior de Morena.

II

Y a propósito de pugnas intestinas, vaya escobazo al panal de los amlovers el que dio la legendaria periodista y escritora Elena Poniatowska, cuando declaró con todas sus letras que las ‘mañaneras’ del presidente López Obrador son un exceso de poder y un abuso, que se han convertido en una comedia de equivocaciones, haciendo el siguiente llamado:

“Señor presidente, ya párele a las mañaneras porque han provocado un hartazgo y nos tiene a todos al borde de la irritación y la confrontación nacional”.

En una entrevista con el periodista Edmundo Cázarez, la consagrada escritora pegó tremendo cañonazo en la línea de flotación del gobierno federal, justo en el momento que López Obrador sostiene un fuerte litigio con el INE, que lo ha conminado a acotar la transmisión íntegra de las mañaneras por considerar que constituyen un acto de propaganda de las acciones y los programas de su gobierno, lo que está constitucionalmente prohibido en tiempos electorales.

El golpe fue doblemente impactante porque viene de una mujer que hasta hace poco apoyó incondicionalmente al presidente. Desde luego, Elena Poniatowska fue severa y cobardemente atacada en redes sociales por la red de amlovers.

Y la cosa no paró ahí, pues la periodista Carmen Aristegui, otra mujer que cerró filas con López Obrador desde que era candidato, asestó otro tremendo golpe al cuestionar las intenciones del presidente para absorber órganos autónomos como el INAI y hasta el INE.

“En mi opinión sería una equivocación gravísima, un error garrafal, una regresión” (a los tiempos en que la Secretaría de Gobernación organizaba las elecciones), dijo.

Fuertísimas declaraciones de ambas mujeres que seguramente incendiarán la pradera del debate en los próximos días y, no tengo duda, en lugar de abonar a la conciliación, echarán más fuego a la yesca seca de un proceso electoral en marcha, signado por el autoritarismo presidencial de nuevo cuño.

 III

La vorágine informativa en torno a la política electoral, a la pandemia y su secuela de muertes y contagios a veces no deja ver otras noticias que resultan importantes.

Es el caso de la planta desalinizadora que se construye en Empalme y que vendrá a resolver el histórico problema de abasto en ese municipio y en el de Guaymas, donde la gente ya asume como parte de su cotidianidad los tandeos, los cortes o de plano la ausencia total del servicio.

La planta, cuya construcción se suspendió durante algunos meses por un litigio con el ayuntamiento empalmense por el pago de los derechos de uso de suelo, retomó su paso y actualmente lleva un 77  por ciento de avance, por lo que la esperanza para 225 mil habitantes de esa región ha resurgido.

La obra representa una inversión de 790 millones de pesos e inyectará 200 litros por segundo a la red de abasto, música para los oídos de empalmenses y guaymenses que tienen serios y añejos problemas con el servicio de agua potable en sus hogares, negocios, escuelas y oficinas.

Por cierto, el diseño de la planta desalinizadora está proyectado para desarrollarse modularmente, de manera que en un futuro no muy lejano, el agua de la costa empalmense llegará a la ciudad de Hermosillo, donde el abasto sigue siendo un problema.

Recordemos que el año pasado el Congreso local negó al ayuntamiento de Hermosillo la anuencia para contratar un crédito que permitiera continuar la construcción del ramal norte, que ayudaría a abastecer esa parte de la capital.

La desalinizadora, inaugurada por la gobernadora Claudia Pavlovich en noviembre de 2018 es pues, una obra con visión de largo plazo que resolverá uno de los problemas más sentidos en la región Guaymas-Empalme, y cuyos beneficios se extenderán hasta Hermosillo.

También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto

Visita www.elzancudo.com.mx 

Opiniones sobre ésta nota
Envía tus comentarios