UMA mata salario: los UMAs si los sumas son para que no consumas  

José Antonio Barragán /    2021-02-22
Publicar en:  

Buena polémica levantó la decisión tomada el 17 de febrero del 2021, por la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en el sector de los trabajadores jubilados del ISSSTE.  

Y no era para menos, pues el máximo tribunal definió constitucional el pago de la jubilación en UMAs y no en salarios mínimos. La cuantificación en base en unidades de medida y actualización en lugar del salario mínimo reduce en pesos la jubilación que recibe un trabajador.  

La resolución modificó de tajo lo previsto en el artículo Décimo Transitorio de la Ley del ISSSTE al decretar que dicha prestación laboral no se calculará en salarios mínimos, cuando la diferencia en la percepción es notable cuando se calcula en ambos conceptos. Toda vez que un UMA equivale a 89.62 pesos y el salario mínimo ronda los $141.70. La tendencia al alza de la prestación al trabajo en el gobierno de la 4T favorecía enormemente la percepción.  

En su momento la reforma constitucional de desindexación del salario determinó la eliminación del salario mínimo como parámetro para calcular el monto en el pago de diversas obligaciones en materia impositiva, multas, actividades económicas, con la finalidad de aumentar los ingresos de los trabajadores con menores remuneraciones, así como las aportaciones y cuotas de la seguridad social.  

La Unidad de Medida y Actualización (UMA) es la referencia económica en pesos para determinar la cuantía del pago de las obligaciones y supuestos previstos en las leyes federales, de las entidades federativas, así como en las disposiciones jurídicas que emanen de todas las anteriores. 

El valor mensual de la UMA se calcula multiplicando su valor diario por 30.4 veces y su valor anual se calcula multiplicando su valor mensual por 12.  

Al tener la jubilación la naturaleza de una obligación del Estado, dijo la Sala que le resultaba aplicable cuantificarse en UMAs.  Este año el UMA tiene un valor de 89.62 pesos, un incremento de 3.15% respecto del 2020, conforme la inflación. 

El fallo que buscó poner fin a la controversia afecta las pensiones máximas que pagará el ISSSTE, que serán alrededor de 26 mil pesos, muy debajo de que si calcularan en salarios mínimos.  

 

Salario mínimo vs. UMAs 

Marco A. Mares, periodista especializado en temas económicos y financieros y conductor de programas como Alebrijes y  Aguila o Sol, publicó en su espacio “Ricos y poderosos”, en El Economista en el 14 de noviembre de 2019, un interesante artículo titulado “¿Salario mínimo vs UMAs?, la paradoja”, en donde revela algunos apuntes respecto a ese tema. En ese trabajo periodístico señaló:  

“Se discute públicamente la posibilidad de regresar al uso del salario mínimo como parámetro de referencia del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR). 

Desde distintos sectores se impulsa la idea de que, al cambiar de la Unidad de Medida y Actualización (UMA) a salarios mínimos para el cálculo de las pensiones, éstas aumentarían en 20 por ciento. 

Ello, en virtud de que desde el 2017, cuando la UMA sustituyó al salario mínimo, la brecha entre ambos ha aumentado en 20 por ciento. 

El tema ha tomado fuerza a partir de la tesis jurisprudencial que la Suprema Corte de Justicia de la Nación publicó el pasado 20 de septiembre, en la que la UMA no puede utilizarse para determinar las pensiones por tratarse de prestaciones laborales, regidas por el salario mínimo. 

Lo cierto es que, en caso de realizarse el cambio, los más beneficiados, paradójicamente, serían los trabajadores de más altos ingresos. Para decirlo de una manera más clara: el cambio de UMAs a salarios mínimos agravaría la desigualdad entre los trabajadores que perciben menos de 25 salarios mínimos y los que reciben 25 o más salarios mínimos. 

Actualmente, el salario mínimo es de 102.68 pesos, cifra superior a la UMA, que es de 84.49 pesos. Debido a que el salario mínimo ha crecido más que las UMA a partir del 2017, el primero es 21.5% mayor que las segundas. Lo que todo mundo pasa por alto es que la jurisprudencia se refiere al cálculo de la pensión y no a su monto. 

Al regresar a un cálculo basado en veces de salario mínimo la pensión de la gran mayoría de los trabajadores registraría un aumento mínimo. Hay que tomar el ejemplo hipotético de un trabajador que tiene un salario de 6,200 pesos mensuales. Su salario expresado en veces de salario mínimo es ligeramente superior a dos salarios mínimos. 

Así que este número de unidades es el que se utilizaría para calcular su pensión. En contraste, ese mismo salario expresado en UMA es equivalente a 2.45 unidades. 

Por lo tanto, el cálculo basado en UMAs es 1.215 veces el basado en salarios mínimos, lo que refleja justamente el 21.5 por ciento. El punto es que el salario que percibe el trabajador expresado en veces de salario mínimo es menor que el expresado en UMAs. El cálculo de la pensión se realiza mediante una tabla que es regresiva. Los trabajadores con menores ingresos reciben una pensión mayor como porcentaje de su salario. Una manera de decirlo es que el regreso a salarios mínimos la hace ver más pobre y, por ende, le otorga una mayor tasa de reemplazo. 

Si bien esto implica aspirar a un mayor porcentaje de pensión, para la gran mayoría de los trabajadores el monto de su pensión se incrementa en un porcentaje relativamente pequeño. ¿Quiénes saldrían más beneficiados?. 

Paradójicamente, los trabajadores que obtienen los ingresos más altos. ¿Por qué? La razón es que existe un límite máximo a las pensiones de 25 UMAs, equivalentes a 63,367.50 pesos. La gran mayoría de estos trabajadores de altos ingresos podrían percibir una pensión de 25 salarios mínimos, es decir, 77,010 pesos si sus pensiones se calculan con base en salarios mínimos. El supuesto incremento de 21.5% sólo beneficiaría a los trabajadores que hoy perciben más de 77,010 pesos. Y éstos son una minoría de los mexicanos. 

Los que hoy ganan el equivalente de 25 UMAs recibirían una pensión reducida muy por debajo de 63,367.50 pesos. Este grupo saldría muy perjudicado. 

Cada uno de estos últimos trabajadores le costaría al erario público 163,710 pesos adicionales al año. 

Este ingreso extra para cada uno de ellos alcanza hoy para 10,500 de personas que podrían obtener la Pensión para el Bienestar de los Adultos Mayores de 1,275 pesos mensuales. Está claro que, a mayores pensiones, más carga al erario”. 

 

Lo real y lo mediático 

Más allá de lo mediático del tema, los nervios invadieron a sectores sociales que concentran al mayor número de jubilados de la institución como es el de los maestros.  

Y esa preocupación llegó hasta las mismas redes sociales, en donde se lanzaron peticiones de sumar firmas a solicitudes dirigidas a la Suprema Corte de Justicia de la Nación y al presidente Andrés Manuel López Obrador, para poner freno a ese desatino.  

Tras la polémica provocada, a vuelo de pájaro se podría decir lo siguiente:  

 

Que el criterio que emitió la Corte no aplica a los trámites de UMAs a salario mínimo, debido a que no se le pueden dar efectos retroactivos a la Ley en perjuicio de persona alguna, tal como lo prescribe el artículo1 4 Constitucional y el artículo 27 de la Carta Magna cuando fue reformado indica claramente el objeto de la UMA.  

 

Por otro lado, el artículo 123 Constitucional, no ha sido reformado y en ese precepto las prestaciones laborales se establecen en salarios mínimos. El tema de la resolución de la Segunda Sala deriva de una tesis aislada de un Tribunal Colegiado, por lo que se considera un criterio aislado, no jurisprudencia. Además, la jurisprudencia es solo un criterio de interpretación que no puede estar por encima de la normatividad que le dio origen. 

 

En ese orden de ideas, existen tratados internacionales que tienen rango constitucional conforme al artículo 133 de la Máxima Ley como la Declaración Universal de Derechos Humanos y la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre, que refieren al pago justo al trabajo y no ha habido reformas a leyes secundarias, como la Ley del ISSSTE.  

 

El tema da para más y ya será objeto de las organizaciones de jubilados y pensionados ahondar en el mismo en aras de favorecer a sus agremiados frente a criterios economicistas que violentan derechos humanos y principios de justicia social.  

 

 

Poemas con solvencia:  

 

ESQUELETOS 

El esqueleto de las sociedades 

que el hombre ha venido creando 

como que adolecen de solvencia 

y del cemento que se ocupa 

para viajar en el barco común 

con una sola brújula de guía. 

Para cuando nos demos cuenta 

que nada de lo que vemos es cierto 

el tiempo para levantarse de pie  

irá en contra. 

Y solo de saberlo a más de uno 

se le encogerá el corazón de por si apretujado 

y solo entonces entenderemos 

que el mañana del que se habla 

está dentro del puño 

que hundimos en el agua. 

 

                                                                               (Solo con los muertos) 

 

 

LA LUZ EN EL CAMINO 

En los caminos del mundo 

uno se encuentra requiebres 

hoyancos sorpresivos 

amontonamiento de piedras  

estatuas de sal mirando al frente 

tus ojos que se escapan zigzagueando. 

                                                    (Una presencia que intimida) 

Opiniones sobre ésta nota
Envía tus comentarios