Sonora: el voto diferenciado

Arturo Soto Munguia /    2021-03-28
Publicar en:  

De acuerdo con los datos del INE y del IEE, en Sonora 2018, 651 mil electores votaron por AMLO, pero 320 mil no lo hicieron por sus candidatos a las alcaldías. Y 220 mil que cruzaron la boleta a favor del hoy presidente, no votaron por sus candidatos a diputados locales.

 I

Sin datos verificables, cualquier enunciado acerca del activismo electoral del presidente de la República, su doble vara para medir presuntos delitos electorales (incluyendo el uso clientelar de programas sociales); su temor fundado (y el de su partido) sobre eventuales derrotas que los lleven a perder la mayoría en la Cámara de Diputados y algunas gubernaturas que creían aseguradas, son eso: meros enunciados al calor de la disputa preelectoral y de las buenas o malas intenciones de la oposición.

 

La cosa cambia si esos enunciados van acompañados de datos incontrovertibles y eso explica por qué López Obrador se ha cruzado al pecho las cartucheras de comandante en jefe de su partido en esta guerra.

 

Suele repetirse que el 6 de junio próximo el presidente no estará en las boletas electorales y eso mermaría sustancialmente la cosecha de votos a favor de sus candidatos, y es cierto. Pero esto queda más claro cuando se ilustra con los fríos números.

 

Vamos a tomar Sonora como ejemplo, y este dato debo endosárselo al amigo y colaborador del noticiario Sonora en Red, Heriberto Tapia, director de la empresa TM Reporte, especializada en estudios demoscópicos electorales, que el viernes pasado nos hizo notar esta situación.

 

Muy importante señalar que los datos a su vez son tomados del Instituto Nacional Electoral y el Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana en Sonora.

 

El tsunam lópezobradorista de 2018 no tuvo su correlato en la elección local. Andrés Manuel López Obrador obtuvo en Sonora 651 mil votos, mientras que la votación por los candidatos y candidatas de Morena y sus aliados a las 72 alcaldías sumaron 327 mil 490 y a diputados locales, 420 mil.

 

Es decir, hay una diferencia de 323 mil 510 votos en el primer caso y de 220 mil en el segundo.

 

Esa es la cantidad de sonorenses que votaron por AMLO pero no lo hicieron por sus candidatos a las alcaldías y diputaciones locales. Ese fue el volumen del voto diferenciado en Sonora en 2018, y sus variaciones en 2021 estarán muy relacionadas con la evaluación que los ciudadanos hagan de las administraciones municipales en estos tres años.

 

¿Se entiende ahora por qué se afirma que en la elección 2021 será una en que las agendas locales jugarán un papel fundamental, por qué el presidente va a todas las batallas y por qué desde la dirigencia nacional de Morena se está haciendo un nuevo llamado, diríase que desesperado por el voto masivo a favor de sus candidatos?

 

Objetivamente, a Morena no le ha ido bien en las elecciones después de 2018. En las estatales de 2019 perdió alrededor de tres millones de votos con respecto al año anterior, y en 2020 le dieron una felpa en Coahuila, donde lo superaron casi 3 a 1, y en Hidalgo, donde le ganaron la mayoría de las alcaldías, incluyendo la capital.

 

II

 

De ninguna manera es casual la cargada presidencial contra el INE. AMLO se ha ido con todo y detrás de él, la caballería de su partido y la infantería de bots y trolls. El tema de la sobrerrepresentación en la Cámara baja y la cancelación de candidaturas de Morena han llevado al presidente a jugar el juego que mejor juega y que más le gusta: la desacreditación de las instituciones y el choque frontal contra los consejeros electorales.

 

Raro, porque hasta donde me quedé, cuando nombraron cuatro nuevos consejeros en julio del año pasado, Morena festinó que habría una nueva mayoría favorable a su causa. Hoy, acusan a dos de ellos de haberse entregado al conservadurismo neoliberal, fraudulento y antidemocrático.

 

Pero esta batalla le ha caído como anillo al presidencial dedo, pues permite desviar la atención del desastroso manejo de la pandemia que ya suma más de 320 mil muertos; de la descarada utilización de la vacunación con fines electorales y de los conflictos internos a propósito de la elección de candidatos, donde aún no hemos visto lo peor.

 

III

 

Pero volvamos a Sonora y su voto diferenciado, que también se manifestó en la elección de la fórmula al Senado, encabezada por Lilly Téllez y en la que Alfonso Durazo iba como segundo.

 

Aunque superaron ampliamente a sus adversarios, también ellos tuvieron unos 200 mil votos menos que los obtenidos por AMLO.

 

Y el AMLO opositor de 2018 no es el mismo que el AMLO presidente de 2021. Muchas cosas han cambiado en estos tres años y realmente el resultado electoral del próximo seis de junio es un enigma, sobre todo si se considera la amplia franja de indecisos, el voto oculto y esos más de 300 mil votantes que favorecieron al candidato presidencial pero, por alguna razón, no a los candidatos locales en la misma medida.

 

En realidad, el llamado al voto masivo que hizo el candidato presidencial en campaña funcionó a medias. Y si bien le permitió a Morena conquistar la mayoría en el Congreso y los principales ayuntamientos, queda esa duda sobre las razones por las que más de 300 mil sonorenses no atendieron el llamado a votar ‘de chorrito’ por todos los candidatos de Morena.

 

¿Cuál será la decisión que tomen ahora, después de valorar lo que ha ocurrido en sus municipios? Difícil predecirlo, pero sin duda los perfiles que acompañen al candidato a gobernador desde los distritos y las alcaldías serán claves en el refrendo o el rechazo a la opción morenista.

 

Lo que es un hecho es que el voto diferenciado existe en Sonora y lo ejercen los sonorenses, como ha quedado claro.

 

Eso sí será definitorio en la jornada electoral del seis de junio.

 

Ahí se las dejo, pues como siempre, la sabia lectora, el ecléctico lector tendrán la mejor opinión, y la credencial para votar en la mano.

 

También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto

 

Visita www.elzancudo.com.mx

 

Opiniones sobre ésta nota
Envía tus comentarios