Rastrillando

El debate…

Mario Munguía Murillo /    2021-04-28
Publicar en:  


Para estos tiempos de grandes avances tecnológicos, donde un chamaco youtuber no necesita más que un celular para decir sus “cosas” (en realidad iba a decir barbajanadas, pero no, mejor “cosas”) el tan esperado debate de los candidatos a la gubernatura de Sonora, po’s –dice el vaquero sonorense- al IEE le falto mucho profesionalismo en cuestión de organizar debates políticos.

La transmisión: no sé si las fallas fueron a propósito ya que casualmente cuando el Borrego Gándara hablaba, se producía “un error técnico”; por el lado de Durazo, las cámaras procuraban tomar su cara lo menos posible. Son detalles de “producción”.

El formato: Pésimo. Sí, los organizadores, ósea, el IEE que preside la prima del Jorge Taddei y el otro pariente del mismísimo doctor Fonchito, lo quisieron ayudar po’s –otra vez el vaquero sonorense- creo qué les fallo.

Sé supone; digo, sé supone que un debate es, en teoría, un dialogo de ida y vuelta; como dicen ahora….ah sí, “un conversatorio transversal y horizontal”, donde los tiempos, si tienen límites, pero también, son suficientes para expresar la idea u propuesta.

Dos minutos son insuficientes para expresar y replicar en un “debate” político, dónde, se está jugando el futuro de un Estado, de unos tres o cuatro millones de personas.

Lo cierto: el ciudadano común, el que produce bienes y servicios, el que trabaja y mantiene a esos políticos y sus partidos, esperaban un debate de ideas y propuestas.

Desglose del “debate”: fueron seis los candidatos; una mujer y 5 varones; ella, Rosario Robles, desde mi inocente visión, fue la sorpresa, su participación fue de buen nivel en términos generales en comparación con los “argumentos” del Temo y el Bebo, y puso nervioso a Durazo ; Ricardo, genero muchas expectativas durante los últimos días, pero, en el “debate” hizo todo lo contrario y, seguramente la gente está en “shock”; Ernesto, iba a lo que iba, supo aprovechar su experiencia de servidor público, y a pesar del corto tiempo que dieron para intervenir, contesto las preguntas de manera puntual y, como buen político, entre líneas le aventó dos que tres ganchitos al hígado a Fonchito; ¡Aaaah! Fonchito, fonchito, ¿qué te paso? ¿Pánico escénico? ¿No sabes improvisar? ¿Sé supone, y digo se supone porque tú mismo has dicho que eres el mejor preparado? La cara reflejaba inseguridad, su cuerpo estaba “trabado”, así dicen en Sonora, tus manos temblaban, tus

ideas y propuestas mal articuladas y, una vez más caíste, titubeaste y quisiste argumentar pero, como realmente desconoces y tus asesores no te ayudan, po’s –ora vez el vaquero-. A’i tienes el resultado, con respecto a las etnias sonorenses, todos tienen el mismo valor social y humano, dijiste: “la etnia de los yaquis, la etnia de los mayos, los seris, la etnia de los pápagos, y otras etnias de menor cuantía como los ópatas”… ¿”menor cuantía”?.

La conducción: su función básicamente, sé supone, es la de controlar los tiempos de participación y exponer las preguntas; Luis Alberto, ya sabemos, le gusta el protagonismo, hacer ver su presencia, por eso las poses de “perdona vidas”; la Soledad, siempre la Soledad.

Yo vi el “debate”, lo escuché a pesar de las “fallas técnicas” y, al igual que miles, eso espero creo, que lo vieron y escucharon, el ganador –sí podemos poner un ganador- fue Ernesto “El Borrego” Gándara.

Fin del comunicado.

Peo mejor a’i se las dejo… esperemos el segundo debate…faltan pocos días para el 6 de junio y, ahí veremos al verdadero ganador…¡¡¡SARAVAHA!!!

Opiniones sobre ésta nota
Envía tus comentarios