¿Qué tanta izquierda gobierna a Sonora?

Bulmaro Pacheco Moreno /    2021-10-24
Publicar en:  

Las figuras más emblemáticas de las izquierdas en Sonora siguen siendo hasta ahora: Jacinto López Moreno, Ramón Danzós Palomino y Jesús Zambrano Grijalva.

Jacinto, nativo de Banámichi (1906) fue dirigente sindical y fundador de la CTM estatal de la que sería su primer secretario general. Cardenista de origen fue diputado por el PRM en 1940, fundador del Partido popular y de la UGOCM, fue candidato del Popular al Gobierno del Estado en 1949 contra Ignacio Soto, los resultados de esa elección alcanzaron resonancia nacional por la negativa de Jacinto a aceptar un resultado muy cerrado. El PRI perdió entonces Magdalena y Mazatán, y como reacción a la crisis postelectoral, Jacinto López fue el primero en establecer un gobierno paralelo por 15 días en el Jardín Juárez. Sería después candidato a senador en 1952 y nuevamente candidato al gobierno en 1955.

Por sus luchas agrarias estuvo varias veces en la cárcel por él se realizaron varias expropiaciones agrarias, entre ellas la del latifundio Green en Cananea. Murió en 1971

Ramón Danzós Palomino, de Bacadéhuachi (1918), fue candidato a la Presidencia de la República por el frente electoral del pueblo contra Gustavo Díaz Ordaz en 1964 y al gobierno de Sonora en 1991 por el PRD, contra Manlio Fabio Beltrones. Militó en el Partido comunista desde 1935. Fundador de las organizaciones campesinas; UGOCM, CCI CIOAC y miembro del MLN. Diputado federal en 1979 por el PC sería de nuevo diputado en 1985 por el PSUM. Murió en 2002.

Jesús Zambrano Grijalva, de Empalme, Sonora, fue militante de la liga 23 de septiembre, diputado federal en varias ocasiones, candidato en 1997 y 2003 al gobierno de Sonora por el PRD, líder de la Cámara de Diputados y dos veces dirigente nacional del PRD.

Otros legendarios líderes de la izquierda en Sonora fueron también Maximiliano “Machi" López, asesinado en 19532; Bernabé Arana, del Partido Comunista, del Popular y después del PRI; y Ramiro Valdés Fontes, formado en la corriente del PC, después del Lombardismo y posteriormente en la CTM, también fue diputado federal y senador por el PRI. El último dirigente de izquierda que dio el magisterio fue Manuel Ríos y Ríos, dentro de la sección 54 del SNTE y de la vieja guardia auténtica y de convicciones Leopoldo Escudero de Navojoa.

Con el tiempo, aparecieron en Sonora algunos partidos que enarbolaron las luchas de las izquierdas: Antes de 1979, el PPS; Y entre 1979 y 1989: El PCM, PSUM, PMS, PMT, PRT, PST y PFCRN; y de 1990 a la fecha: El PRD

y el PT, con algunas organizaciones pasajeras como el PSD, PCD y PFC con dirigentes que permanecieron fieles a la causa como Jaime Moreno Berry del PT y Carlos Navarro López del PRD.

El PRD tuvo su época de ascenso en Sonora entre 1997 y el 2003, y repuntó con las candidaturas presidenciales de Cárdenas en 1994 y el 2000, y las de López Obrador en 2006 y 2012, hasta que éste último abandonó el PRD para fundar Morena en el 2014.

Una parte importante del PRD hizo alianza con el PAN entre 2009 y 2015 y el partido perdió mucha militancia. El PT se mantuvo.

Con la victoria de Morena en 2018 las izquierdas de Sonora empezaron a tener representación en algunas dependencias federales, una gran parte de la geografía municipal y en los poderes legislativos local y federal.

Con el tiempo, también el PRD se vació de militancia para apoyar la creación de Morena en Sonora en 2014, con Heriberto Aguilar y Javier Lamarque como fundadores originales.

¿Como se ubican las izquierdas ahora que Morena ganó el gobierno del Estado, 23 municipios y tiene la mayoría en el Congreso local y la totalidad de las diputaciones federales? ¿Que tanta izquierda gobierna ahora a Sonora en función de los matices ideológicos, los alcances políticos y la composición plural en la administración estatal y municipal?

Heriberto Aguilar, exregidor del Ayuntamiento de Guaymas y electo en dos ocasiones diputado federal, es ahora secretario de Infraestructura en el gabinete de Alfonso Durazo.

Javier Lamarque Cano, alcalde de Cajeme por segunda ocasión (en 1997 por el PRD) y ahora por Morena para el período 2021-2024 fue el primer candidato de Morena al gobierno del Estado en 2015, y fue electo diputado federal en el proceso de 2018.

Álvaro Bracamonte, que fue miembro del PSUM y trabajó en los gobiernos de Guillermo Padrés y Claudia Pavlovich, actualmente es secretario de Gobierno y de la izquierda moderada de corte intelectual.

De izquierda militante universitaria: Armando Moreno Soto, probable nuevo rector de la Universidad Estatal de Sonora, perteneció a la izquierda radical universitaria del PMT original y fue militante del PRD.

Olga Armida Grijalva, secretaria del Trabajo, antes presidenta del Consejo Estatal Electoral, no ha tenido militancia partidista aunque sí se le reconoce como de la corriente de izquierda académica universitaria.

Armando Villa Orduño, secretario de Economía del nuevo gobierno, de la familia Villa Encinas de la Misa Guaymas, parientes de Alejandro Encinas subsecretario de Gobernación.

Edgar Sallard, coordinador de Comunicación Social, de los militantes originales del PRD en Sonora. Fue diputado suplente y secretario general,

del partido, después colaborador en el área educativa en el gobierno de Guillermo Padrés y de Célida López en el ayuntamiento de Hermosillo.

José Guadalupe Curiel, diputado local en dos ocasiones y presidente municipal de Navojoa por el PRD, al salir del Sol Azteca formó su propio partido: Movimiento de Acción Social (MAS) para la elección del 2018, y que desapareció en esa elección, terminó aliado de Javier Gándara candidato del PAN en 2015, sería después regidor en el ayuntamiento de Hermosillo (2018-2021) con Célida López y aparece ahora en el gabinete de Alfonso Durazo como coordinador de Operación Educativa de la SEC.

Mary Carrasco, directora del Instituto Sonorense de Educación para los Adultos, es de la izquierda universitaria con una breve incursión partidaria en el PRD como candidata suplente a diputada federal en 1994.

Rodolfo Basurto, es de la izquierda universitaria, militante de los movimientos estudiantiles de finales de los 70 es subsecretario en la SEC.

Lorena Valle Sampedro, directora del DIF estatal, es de la corriente de izquierda del PRD, de Dolores Padierna y René Bejarano.

Entre los diputados locales de izquierda están Jacobo Mendoza, actual presidente de la Cámara de Diputados,Próspero Valenzuela de la izquierda radical, fogueado en el PMT, después en la CNTE y en movimientos urbanos, Alicia Gaytán ex miembro del PSUM, del PRD y de la UNORCA, de la región de Caborca y Alma Higuera del PRD ligada a movimientos del campo en el sur de Sonora.

En los ayuntamientos—a excepción de Lamarque y Jesús Flores— no se alcanza a distinguir personeros de las izquierdas entre los nuevos presidentes municipales.EL Partido del Trabajo gobierna en Arivechi, Bacadéhuachi, Banámichi, Benjamín Hill, Carbó, Cumpas, Opodepe y San Ignacio Río Muerto pero solo en 4 de los municipios que ganó se reconoce militancia y trabajo político de las izquierdas (San Ignacio, Carbó, B Hill y Cumpas)

El PRD en Bacoachi con un dirigente de la pequeña minería de izquierda y en el resto de Morena ya no se alcanza a vislumbrar a quien realmente se caracterice por representar a las izquierdas.

Por lo que se ve no es mucha la izquierda que gobernará Sonora en los próximos años, tampoco en los gobiernos se nota su influencia. Porque eso de que la izquierda llegó al poder no deja de ser una quimera y un autoengaño. La llamada 4T no es ni será de izquierda, ya se ha visto.

Quizá en el Congreso local sí den la batalla, porque ahí habrá más libertad y porque las demandas tradicionales de las izquierdas siguen vigentes: La desigualdad, la pobreza, las organizaciones de trabajadores, los derechos humanos, la política de género y otras.

Izquierdas, derechas, centro político y demás lo que la gente quiere son buenos resultados de los gobiernos con independencia de quienes hayan utilizado esas banderas para llegar al poder. Ya se vio en los gobiernos municipales electos en 2018 que fallaron estrepitosamente. ¿La historia se repite? Como comedia sí, como tragedia (Marx) ojalá que no.

Opiniones sobre ésta nota
Envía tus comentarios