La UNAM pidió que se privilegie el diálogo y la convivencia armónica además de que se restablezca la actividad académica en el CIDE

UNAM pide privilegiar el diálogo en caso CIDE

Especial /    2021-12-06
Publicar en:  

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) hizo un llamado para que, en el caso del CIDE,  las diferentes voces se escuchen en libertad y con apertura.

A través de un comunicado, la Máxima Casa de Estudios se pronunció a favor de que “se privilegie el diálogo y la convivencia armónica y, dentro del marco de su normatividad, se restablezca la actividad académica con respeto irrestricto a la pluralidad ideológica que ha caracterizado a esa gran institución“.

La semana pasada, la Junta de Gobierno del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), que dirige María Elena Álvarez-Buylla, confirmó la designación de Romero Tellaeche, quien fungía como director interino desde agosto, pese a las denuncias de “arbitrariedades”.

Mientras se daba el nombramiento, decenas protestaban fuera de la sede del instituto, en el poniente de la Ciudad de México, con consignas como “el CIDE resiste” y “va a dirigir a puerta cerrada”.

Después de esto, varios estudiantes se atrincheraron en el interior de las instalaciones de la institución en Ciudad de México y también en Aguascalientes (centro).

La entonces coordinadora de Administración y Finanzas del CIDE, Dimpna Gisela Morales, se reunió con los estudiantes y horas después fue destituida y en su lugar ocupará dicho puesto Adolfo Fernández.

El CIDE, considerado uno de los centros públicos de investigación con mayor prestigio en México, causa controversia desde agosto, cuando renunció su director Sergio López Ayllón por falta de entendimiento con el Conacyt, que se ha alineado a la política ‘antineoliberal‘ de López Obrador.

Tras ello, Romero Tellaeche entró como director interino de la institución y desde entonces los estudiantes han denunciado los despidos “arbitrarios” de la secretaria académica, Catherine Andrews, y del director del CIDE en la Región Centro, Alejandro Madrazo.

Madrazo fue cesado en octubre pasado por la nueva dirección que argumentó “pérdida de confianza“, luego de que el directivo publicara un video en redes sociales en el que exigía mejores condiciones laborales.

Mientras que Andrews fue despedida tras advertir que no podía suspender las evaluaciones de profesores, como pretendía Romero Tellaeche.

La pugna del CIDE es un reflejo de los crecientes choques entre la comunidad académica de México y el Gobierno de López Obrador, quien el año pasado ordenó suprimir los fondos con los que operaba ese y otros centros de investigación.

López Obrador replicó contra el CIDE las críticas que hizo el mes pasado a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la más grande de Latinoamérica, a la que ha acusado de “derechizarse” y de no estar “a la altura de las circunstancias” para combatir al “periodo neoliberal”.


Con información de López-Dóriga Digital

Opiniones sobre ésta nota
Envía tus comentarios