Miguel Ángel Avilés

GUARDERIA ABC: NUNCA MAS… ¿NUNCA MAS?

Miguel Ángel Avilés Castro /    2019-06-06
Publicar en:  


 
                
A veces pensamos que basta la aprobación de una ley para garantizar su cumplimiento.
Los legisladores que intervienen en este proceso, saltan eufóricos como si aquello que hicieron fuera el remedio de todos los males. Han cumplido, consideran.

Pensando que la aplicación les corresponden exclusivamente a otros, no se hace nunca una tarea pos legislativa ni se cercioran después si esa ley fue viable o no, o si está siendo ignorada o no, o si, al convertirse en letra muerta, llegan a ocurrir tragedias como las de la Guardería ABC. Tampoco reconocen que no hay voluntad y a la hora de una desgracia, todo el sector público habrá de encubrirse en la impunidad, la historia  se estará repitiendo y otra vez nos despertará, bruscamente, la fatalidad. 

En el caso de los padres cuyos hijos perdieron la vida en estos hechos o resultaron heridos, se dieron a la legítima  tarea de sacar adelante la llamada Ley 5 de Junio con tal de que no volviera a pasar algo así. Ese fue su objetivo y esa fue su esperanza. Cualquier en su lugar, lo hubiera intentado y desearía lo mismo.

Algunos datos, sin embargo, nos dice que aquí en Sonora y en el país mismo seguimos repitiendo lo no deseado, por más que se diga lo contrario: si bien la nueva ley puso en orden muchas cosas, pareciera que en las autoridades, aquel infierno no fue suficiente para que nos garantizaran en el futuro que en las guarderías no se expusiera la integridad de los menores, ni para obligarse a realizar con probidad sus obligaciones cuya omisión nos cuesta muy caro y luego nadie quiere asumir las consecuencias. 

Efectivamente , la LEY GENERAL DE PRESTACIÓN DE SERVICIOS PARA LA ATENCIÓN, CUIDADO Y DESARROLLO INTEGRAL INFANTIL tiene por objeto establecer la concurrencia entre la Federación, los Estados, los Municipios, el Distrito Federal y los órganos político-administrativos de sus demarcaciones territoriales, así como la participación de los sectores privado y social, en materia de prestación de servicios para la atención, cuidado y desarrollo integral infantil, garantizando el acceso de niñas y niños a dichos servicios en condiciones de igualdad, calidad, calidez, seguridad y protección adecuadas, que promuevan el ejercicio pleno de sus derechos.

Para que después no surjan los deslindes y las acusaciones mutuas, la ley no deja sentida a ninguna autoridad y todas, en la esfera de su respectiva distribución de competencia, son corresponsables:
“La aplicación de esta Ley corresponde al Ejecutivo Federal por conducto de sus dependencias y entidades, a los Poderes Ejecutivos de los Estados, del Distrito Federal y los órganos político-administrativos de sus demarcaciones territoriales y de los Municipios, así como a los Poderes Federales Legislativo y Judicial y órganos constitucionales autónomos, en el ámbito de sus respectivas competencias.”.

  Esta nueva ley, sin embargo, es de algún modo genérica en cuanto a quien estará al frente de toda esta gran responsabilidad institucional que en el articulo siguiente se advierte como “responsabilidad INDECLINABLE”, y, pese a la tan cuestionada figura de la subrogación por parte del Estado obligado hacia los particulares, está aún prevalece.
 Veamos:

Artículo 14. La rectoría de los servicios para la atención, cuidado y desarrollo integral infantil corresponde al Estado, que tendrá una responsabilidad indeclinable en la autorización, funcionamiento, monitoreo, supervisión y evaluación de dichos servicios.

Artículo 15. La prestación de los servicios para la atención, cuidado y desarrollo integral infantil cuando esté a cargo de las dependencias y entidades federales, estatales, del Distrito Federal o de los municipios, podrán otorgarla por sí mismos o a través de las personas del sector social o privado que cuenten con los requisitos y la autorización correspondientes. Se deberá garantizar el efectivo cumplimiento de los derechos laborales y de las prestaciones de seguridad social que deriven de éstos, en materia de atención, cuidado y desarrollo integral infantil.

Artículo 16. Para la prestación de servicio de atención, cuidado y desarrollo integral infantil, se deberá cumplir con lo dispuesto por esta Ley y su Reglamento, así como por las disposiciones y ordenamientos jurídicos correspondientes en cuanto a salubridad, infraestructura, equipamiento, seguridad, protección civil y medidas de higiene de los Centros de Atención, en cualquiera de sus modalidades, así como de los servicios educativos, de descanso, juego y esparcimiento, y otros relacionados con el objeto de esta Ley.

 Para armonizar todo esto, se establece el Consejo Nacional  el cual “es una instancia normativa, de consulta y coordinación, a través de la cual se dará seguimiento continuo a las acciones que tengan por objeto promover mecanismos interinstitucionales, que permitan establecer políticas públicas y estrategias de atención en la materia” y se conforman por los titulares de diez dependencias entre secretarias e institutos.

Tal reparto de responsabilidades, obligaciones y facultades, se materializa en el capitulo denominado de  De la Inspección y Vigilancia, en el que se indica que “La Federación, los Estados, los Municipios, el Distrito Federal y los órganos político-administrativos de sus demarcaciones territoriales, en el ámbito de sus respectivas competencias y conforme lo determine el Reglamento, deberán efectuar, cuando menos cada seis meses, visitas de verificación administrativa a los Centros de Atención de conformidad con la Ley Federal de Procedimiento Administrativo en el ámbito federal y con las legislaciones locales correspondientes en la esfera de competencia de las Entidades Federativa y que tales visitas  tendrán los  objetivos de verificar el cumplimiento de los requisitos señalados por esta Ley y demás ordenamientos aplicables por parte de los prestadores de servicios para la atención, cuidado y desarrollo integral infantil, y Informar a la autoridad responsable de la detección oportuna de cualquier riesgo para la integridad física o psicológica de niñas y niños y solicitar su oportuna actuación.

   Esto aparentemente es alentador, a la ley parece no escapársele nada. Parece. Lo que mueve a la reflexión es que, si bien estaban dispersas en diversas leyes, no en una especial, todas esas facultades y estas obligaciones y estas figuras con estos nombres o con otros, pero sometidos siempre a la democracia y a la inercia que los vuelve infructuosos son las que se ignoraron , se omitieron, de violaron, se manejaron al antojo de intereses políticos y de intereses particulares que, como bomba de tiempo, tarde que temprano hubo de tronar arrojándonos a la cara un saldo terrorífico y indeleble para la historia trágica de este país.

  Contrario a todos los discursos, a todas las promesas, a todos los asombros, a todas las acusaciones, contrario a todos los lamentos, a todos los clamores que haría suponer que cuando menos por vergüenza, habría una transformación cualitativa en estas instancias y sobre todo en la voluntad de los servidores públicos que están al frente  de ellas, todo indica que no es así y el tiempo nos puede tallar en la cara un episodio similar.

Un muestreo de notas periodísticas constata esta afirmación. Aquí les van algunas:

 1.-“(12 de febrero, 2014).- Mientras aún se recuerda a los 49 niños que fallecieron hace más de cuatro años en el incendio de la guardería ABC, en Sonora; ahora se ha presentado otra tragedia parecida, pues David Adrián, de apenas seis meses, murió por broncoaspiración en una estancia del mismo estado. Con el nombre de Disney de por medio, la guardería clandestina, atendida por personal sin la capacitación adecuada, dio lugar al vómito que le obstruiría la respiración a David Adrián, y finalmente le quitaría la vida el pasado 4 de febrero. Ubicada a dos calles del Cuartel de Bomberos y de Protección Civil, a la vista de toda la gente, esa estructura de casa vieja funcionaba como estancia desde hace seis años, a pesar de que las autoridades aseguraran realizar diversos programas para la detección y regularización de guarderías, sobre todo después de la tragedia de ABC.”. (Ocurrió en Guaymas)               
       
2.-“(8 de Febrero, 2014) El pasado 29 de enero falleció una menor de dos meses, hija de trabajadores del campo, por broncoaspiración en una estancia infantil que operaba sin permisos en el área agrícola del municipio de Caborca.El director de la Unidad Municipal de Protección Civil de ese lugar, José Luis Vargas Salinas, confirmó que Susana Juan Patricio falleció en la guardería ubicada en el campo agrícola “Viñedos Viva”, del Ejido Jesús García.

La estancia infantil no estaba registrada ante ninguna instancia y a pesar de que no existe ninguna denuncia por el hecho, se realizará una revisión al lugar, además se verificará no haya más centros de este tipo en operación.”(Ocurrió en Caborca)

3.- (9 de  Mayo de 2014).- Cuando Lupita jugaba en su casa, hace apenas unos días, hizo una travesura;  su madre Magali Margarita se molestó  y la regañó. Sin embargo, la reacción de la niña de dos años y medio fue por demás sorpresiva y preocupante."¡No me amarres mamita, no me amarres!", dijo la pequeña a su madre, temblando de miedo. Sus palabras inquietaron a la mujer, quien enseguida comenzó a cuestionarle: "no te voy a amarrar mi amor, pero dime, ¿por qué dices eso? ¿Quién te amarra?".La niña guardó silencio y evadió la pregunta.-A ver mi amor, yo no te amarro ni te voy a amarrar pero dime, ¿quién es la persona que te amarra?, insistió la mujer-Doña Oli, mamá-¿Y por qué te amarra?-Porque me porto mal... Fue así, como Magali Margarita Cruz Velasco supo que su hija era maltratada por la señora Oliva Luis, parte del personal de la guardería de Sedesol llamada "El Tesoro del Saber", en Santa María El Tule, donde la dejaba diariamente para posteriormente ir a trabajar.  (Ocurrió en TLALIXTAC DE CABRERA, Oax)

4.-( 2 de Junio de 2014) Un hombre de 24 años de edad interpuso una denuncia penal por lesiones en contra de Claudia Mesta Méndez, quien se desempeña como puericultora en la estancia infantil "Mi Mundo Mágico", en Torreón Coahuila. Alex Mireles señaló que el pasado 2 de junio, cuando acudió a recoger a su hijo de año y medio de edad a dicha estancia, ubicada en la calzada Paseo de Los Álamos 601, de la colonia Villa Jacarandas, este presentaba diversos rasguños en la mejilla derecha, pero al ser revisado ya en casa, los padres descubrieron que también traía golpes en varias partes del cuerpo.(Ocurrió en Torreón Coahuila).

5.- (11 de mayo de 2014)”En esta guardería les dan nalgadas a los peques cuando les gana en los calzoncitos, así les enseñan a ir al baño... y para obligarlos a hablar o trabajar los toman de los hombres con fuerza los levantan y los zangolotean con fuerza para intimidarles, y si no quieren comer no les insisten, los dejan sin comer y a las mamis les dicen que si come (aunque no sea cierto)... si el peque aun no habla le golpean en la cabeza para que hagan lo se les pide y si los niños ya hablan y se quejan las cuidadoras o la directora los amenazan para que no lo vuelvan hacer y mantener su falsa imagen. (En Cuautitlán Izcalli, Estado de México).

6.- (18 DE Enero de 2013) “Madres de familia se niegan enviar a sus hijos a la guardería Osito Mandarín, que fue adaptada como tal ya que antes era un centro de rehabilitación para personas con problemas de adicción a las drogas. Padres de familia no quieren que cambien a sus hijos a la guardería Osito Mandarín que ganó licitación para prestar servicios. Esto después de que la guardería Bellavista fue hecha a un lado. Consideran que la nueva guardería no reúne las condiciones necesarias, por lo que algunas madres no los llevarán ahí.” “La guardería Osito Mandarín ya está prestando sus servicios al cuidado de ocho niños, en donde existe un documento oficial el cual dice que Osito Mandarín está prestando servicio a cincuenta y cinco niños, de esta manera el ISSSTE está pagando los servicios de cincuenta y cinco niños de manera ilícita, presentándose un acto de corrupción por parte de Osito Mandarín al estar cobrando por una cantidad falsa de niños, pero avalándose en unas cláusulas que por lo que se ve están totalmente manipuladas”. (En La Paz B.C.S.) 

7.- (17 de Mayo 2013) Un menor de un año y siete meses falleció en la clínica del Seguro Social de Ciudad Concordia luego de asfixiarse con una salchicha que le dieron a la hora del desayuno, en la estancia infantil “Lápices de Colores”. Los padres del menor levantaron una denuncia por el delito de homicidio en contra de quien resulte responsable ante la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJ).”(En Ciudad Concordia, Campeche)

Precisamente, luego de este caso, el delegado de la Secretaria de Desarrollo Social en Campeche, Oznerol Pacheco Castro reconoció, como si hiciera una síntesis de lo que sigue pasando en muchas guarderías “que las mujeres que prestan su servicio en las estancias infantiles como maestras, no son especializadas solamente son capacitadas por lo que será necesario regularizar este programa que apoya a madres trabajadoras para evitar más casos de muertes de infantes como los que se han registrados en otros estados de la República y ahora en Campeche.

“evidentemente es personal que se capacita, y sin embargo en las reglas de operación no se está negando ni ocultando, son madres trabajadoras, no es gente especializada, es gente capacitada. Yo creo que este programa se debe redimensionar, porque también ya hubo un caso en Iztapalapa, ya hubo un caso en Jalisco y si bien es un programa de apoyo a madres trabajadoras, los niños son seres humanos menores de edad que no podemos seguir exponiendo de esa manera”, señaló.

Frente a esta situación, es preciso traer a colación tres de los artículos transitorios de la ley referida al inicio cuya expedición fue en 2011:

Quinto.- Las Entidades Federativas contarán con un plazo de un año para expedir sus respectivas leyes en la materia o adecuar las ya existentes conforme a la presente Ley, a partir del día en que entre en vigor este Decreto.

Sexto.- En un plazo de un año a partir del día en que entre en vigor este Decreto, deberán realizarse las adecuaciones y adiciones a la legislación en materia de protección civil, en el orden federal y estatal, con el fin de establecer las condiciones de seguridad de niñas y niños en los Centros de Atención.

Séptimo.- El Consejo al que se refiere esta Ley, tendrá 180 días contados a partir de su instalación para elaborar un diagnóstico sobre el estado que guardan los Centros de Atención a nivel nacional.
Por la memoria de esos niños y niñas fallecidos, no me pregunten qué ha pasado al respecto…
Le atinaron: no aprendimos la lección.

De la columna El Diván. Publicado en 2016

Opiniones sobre ésta nota
Envía tus comentarios