Esto es lo que el multitasking provoca a tu cerebro —y el porqué deberías enfocarte en una tarea a la vez

Especial /    2021-10-21
Publicar en:  

Un día normal en la vida de casi todos es: estar frente a la computadora, al mismo tiempo responder mensajes de WhatsApp, escuchar música, y contestar el teléfono fijo, y así por lo menos durante 9 horas laborales. ¿Te parece conocido? Ser multitasking parecía ser una fortaleza, pero tal vez no es tan bueno como pensabas.

El multitasking se refiere a la capacidad de realizar varias tareas a la vez. Para ser honestos, nos encanta venderlo como una habilidad que debía presumirse, sobre todo en el trabajo; sin embargo, tiene justo el efecto contrario al que se busca: reduce la efectividad.

La realidad no es que puedas hacer varias tareas a la vez, si no que tu atención se divide entre estas. El cerebro no está preparado para ello, y solo te permite ser efectivo en una tarea a la vez. Por lo que la multitarea no garantiza mayor productividad ni eficacia en el corto plazo, explica Yamila Farías, psiquiatra del Hospital Privado Universitario de Córdoba.

Por su parte, Catherine L’Ecuyer, investigadora y divulgadora educativa, dice que la ejecución de varias tareas implica cambiar con rapidez de una tarea a otra, en lugar de realizarlas a la vez.

El cambio de tarea depende de la función ejecutiva del cerebro, que posee la habilidad para controlar a qué estímulos debemos prestar atención. Por ello, debes ser consciente que no estás haciendo varias actividades a la vez, solo te estás enfocando y desenfocando la atención.

Este enfoque y desenfoque no es automático, y además, tiene un alto costo para la persona, explica David Meyer, científico cognitivo de la Universidad de Michigan. Él explica que realizar actividades simultáneas no solo provoca una disminución de la velocidad en la ejecución de las actividades, sino que también aumenta las posibilidades de cometer errores.

Sherry Turkle, psicóloga y socióloga, advierte que los multitaskers se caracterizan por compartir una falsa sensación de productividad. “La multitarea productiva es un mito. No es una buena idea hablar por el celular mientras se conduce, al intentar centrarse en dos cosas a la vez, disminuirá el tiempo de reacción”.

¿Qué le pasa a nuestro cerebro cuando está expuesto al multitasking por periodos prolongados?

La especialista del Hospital Privado Universitario de Córdoba, refiere que se han realizado distintas investigaciones científicas que intentan responder, ¿qué pasa en el cerebro cuando está expuesto al multitasking por periodos prolongados? Aquí algunos de los hallazgos:

-Las personas multitasking tienen mayores niveles de estrés, debido a que tienen más responsabilidades y tareas por realizar al mismo tiempo.

–El estrés es un estado de alerta en nuestro cuerpo, este estado es permanente entre los multitasking porque tienen fechas de entrega por cumplir.

-Ante ese estrés la presión se convierte en interna y externa, lo que genera que este vaya escalando, liberando cortisol y adrenalina, y que combinados pueden ser como una bomba atómica para el cerebro.

-Aquellas personas que tienen mayores multitareas por realizar muestran una disminución en su inteligencia emocional, que es aquella que va de la mano con el desarrollo social y las habilidades interpersonales, y que permiten resolver problemas laborales, ser elocuentes, entrar en debate o negociar, por poner algunos ejemplos.

-Las personas que están expuestas a pantallas como computadoras, celulares, tablets, muestran un aumento de activación cortical— que posibilita al individuo desempeñar las operaciones mentales y físicas que se le presentan, pero que, ante una sobreactivación, puede provocar en menor productividad y motivación—, así como la disminución del descanso que se traduce en menos atención y memoria.

-La exposición a la multitarea desde temprana edad puede afectar el desarrollo de las habilidades sociales y la inteligencia emocional. Sobre esto, los estudios muestran cómo el nivel intelectual complejo se ve reducido al punto de pensar resolutivamente como un niño de 8 años.

-Con el multitasking, la principal área del cerebro que se ve afectada es la corteza cingular anterior, que regula las emociones como la empatía y el control emocional.

–Las personas con mayor capacidad multitarea tienen menor efectividad en su trabajo y menos control de sus emociones. Son personas más irritables, explosivas y depresivas. Así comienzan a deteriorarse sus vínculos en la vida cotidiana y se aíslan. El aislamiento social genera deterioro cognitivo temprano.

El daño que se genera el multitasking en el cerebro es irreversible
Yamila Farías asegura que la mayoría de los estudios proponen que el daño que se genera al cerebro con la multitarea es irreversible.

La buena noticia es que existen nuevas corrientes como la psicoterapia comportamental o la neuroplasticidad autodirigida, que demuestran que prácticas, como el mindfulness y la meditación, pueden entrenar al cerebro para pensar efectivamente en una tarea a la vez, lo que contrarresta en alguna medida el efecto que genera la multitarea.

O, al menos, poner nuestro cerebro en un lugar de equilibrio para que ese deterioro no sea tan grave y nos permita mayor calidad de vida por mayor tiempo.

Asegura que con 30 minutos al día para meditar es posible contrarrestar el deterioro provocado por el multitasking.

Cuanto más tiempo le dediques a hacer muchas cosas a la vez mayor deterioro puedes generar en el cerebro. Esto produce estrés y frustración, lo que te lleva a que cada vez quieras hacer más cosas para aliviar esta emoción y no sentir culpa. 

“Hacer de una tarea a la vez nos permite ser efectivos y eliminar la frustración, ya que abrimos y cerramos una tarea sin sentir que ‘nunca terminamos’, dice la especialista.

Lograr una mejor calidad de vida es posible
La psiquiatra asegura que en tu rutina diaria es necesario tener claras las claves que te permitirán llevar adelante tus actividades de manera saludable.

Recomendó fomentar 6 pilares para tener una mejor calidad de vida por más tiempo:

1. Trabajo
Respetar el horario de trabajo y hacer una tarea a la vez. Lo mismo aplica en el hogar.

2. Vida social
Mantener los vínculos sociales.

3. Alimentación
Tener una dieta saludable con más productos naturales y menos alimentos procesados.

4. Actividad física
Hacer al menos 30 minutos y en lo posible al aire libre.

5. Estimulación del cerebro
Aprender siempre cosas nuevas que nos den placer y bienestar.

6. Descanso
Asegurarte de dormir al menos 7 horas por día favorece la consolidación de la memoria y disminuye los efectos químicos del estrés en el cuerpo.

Finalmente, María Montessori, pedagoga y psiquiatra italiana, acuñó la “lección de silencio”, que aunque está pensada para los niños, para que aprendieran a controlar sus emociones, puede ser útil para todos.

La famosa pedagoga recomendaba la realización de ejercicios diarios para lograr la relajación y la organización. Para aplicar este ejercicio solo son necesarios cinco minutos sin ruido, para planificar el día, reflexionar sobre alguna situación o simplemente «escuchar» el silencio.

Opiniones sobre ésta nota
Envía tus comentarios